13.000 navarros marchan por las calles de Pamplona en contra de una de sus dos lenguas

En la marcha han estado presentados respresentantes de UPN, PP, Ciudadanos, Vox y el PSN
Manifa

Alrededor de 13.000 personas, 15.000 según la Policía Municipal, se han manifestado esta tarde por las calles de Pamplona en respuesta a la convocatoria de la derecha contra el euskera, si bien el lema elegido por los organizadores de la marcha ha sido “Por el futuro de todos en igualdad” y han insistido una y otra vez que la marcha no era contra el euskera sino contra la imposición lingüística del Gobierno de Navarra. No lo debían tener tan claro el grueso de los manifestantes que en varias ocasiones han coreado “en Navarra, se habla castellano”, así como otros lemas como “Esto es Navarra, esto no es Euskadi” y vivas a la Guardia Civi, la Policía Nacional, Navarra y España.

Se trata de la quinta manifestación más multitudinaria de este año tras las del ‘caso Alsasua’ (50.000 asistentes), sentencia a ‘La Manada’ (35.000), jornada feminista del 8-M (25.000) y por la dignificación de las pensiones públicas (17.000).

La cabecera de la marcha la ocupaban un grupo de jóvenes con una inmensa bandera de Navarra, bandera de Navarra que se ha podido ver portada por algunos de los asistentes si bien han ganado por goleada las banderas españolas, constitucionales, que el año pasado por estas fechas no pudieron sacar ya que, en aquella ocasión, el motivo de la marcha anual contra el Gobierno de Navarra era precisamente la bandera y la organización pidió expresamente a los asistentes que no fueran con banderas españolas, llegando a requisar alguna de ellas.

Tras ellos, se situaba la pancarta de cabecera que sostenían los organizadores instrumentales de la manifestación, Asociación Cultural Doble 12, Desolvidar y Vecinos de Paz, y los líderes de la derecha navarra, entre ellos el presidente de Unión del Pueblo Navarro, Javier Esparza, la presidenta del Partido Popular en Navarra, Ana Beltrán, el líder de Ciudadanos en Navarra, Carlos Pérez Nievas o la todavía delegada del Gobierno en Navarra, Carmen Alba.

Presencia de VOX y el PSN

Al abogado Javier Ortega, una de las cabezas visibles de Vox, no le han dejado sostener la pancarta, pero se le veía con nítiden en segunda fila portando una bandera española. Como suele ser habitual, el PSN ha apoyado la marcha, pero no ha estado en cabecera, si bien varios de sus miembros si que han asistido, como los parlamentarios Carlos Gimeno y Guzman Garmedia o el secretario de organización Ramón Alzorriz, en el habitual doble juego de los socialistas navarros cuando abrazan las causas de la derecha de estar tratando de que se les vea poco.

La marcha ha culminado en la plaza del Castillo frente a un escenario donde ha habido un recital de jotas. Allí, el representante de la Asociación Doble 12, Ricardo Guelbenzu, ha leído un comunicado en el que ha acusado al Gobierno de Navarra de “favorecer a unos pocos a costa de perjudicar a la mayoría. Eso es discriminar”. Los momentos cumbres del acto final ha sido cuando los organizadores han pedido, textualmente, “un poco de respeto ahora, por favor, que vamos a decir unas palabras en euskera para que se vea que no estamos en contra del euskera”, si bien no lo han conseguido del todo ya que ha habido abucheos cuando han comenzado a hablar en euskera.

El otro momento estelar ha sido cuando el bloguero Pachi Mendiburu, que protagonizó una gran polémica esta semana al decir en una rueda de prensa sobre el modelo D en la Ribera que “quitamos a los deficientes y los emigrantes y solo os quedáis los guays”, ha comenzado a recitar lemas para que los corease la gente y en un momento dado ha soltado, “la imposición del euskera, solo trae a los de fuera”, poniendo de manifiesto que lo dicho esta semana no fue un esporádico desliz.

 

 

 

 

 

 

Secciones
#OrainPolítica#OrainPortada

Relacionado con