66 profesionales sanitarios navarros notificaron agresiones físicas durante 2016

La cifra, a pesar de todo, es más baja que la realidad ya que muchas agresiones no se notifican y hubo otras 158 agresiones verbales notificadas
agresion a sanitarios

El consejero de Salud del Gobierno de Navarra, Fernando Domínguez, ha indicado este martes que en 2016 se registraron 224 notificaciones de agresiones a profesionales de salud en la Comunidad foral, de las que 158 fueron verbales y 66 físicas, y ha indicado que este año continuarán las acciones para tratar de prevenir y actuar ante estas situaciones.

Domínguez ha comparecido en comisión parlamentaria, a petición de Podemos, y ha detallado que en 2015 hubo un incremento “importante” de las notificaciones de agresiones, especialmente verbales, “que se ha mantenido en 2016”.

Según ha dicho, “la estadística se refiere a notificaciones, no a agresiones reales”. “Existe infradeclaración, especialmente en las verbales y en las físicas asociadas a hospitalización de paciente psiquiátrico”, ha dicho, para indicar que “debido a las diferentes acciones realizadas en el SNS para animar al personal a realizar la notificación de las agresiones, es esperable un incremento de las mismas”.

Por centros sanitarios, se han registrado el año pasado 95 notificaciones en el Complejo Hospitalario de Navarra, 45 en Salud Mental y en unidades de hospitalización psiquiátrica, 62 en Atención Primaria, 7 en centros de Atención a la Mujer, 12 en el Hospital Reina Sofía de Tudela y 3 en el Hospital García Orcoyen de Estella.

Domínguez ha indicado que éste es un tema “gravísimo” pero ha dicho que se producen “en un contexto de gran cantidad de atenciones médicas que se realizan, de asistencias a los pacientes”. “Las enfermeras tienen más riesgo porque están más en contacto con los pacientes”, ha dicho, para señalar que “las agresiones nos preocupan mucho pero se dan en el contexto de un gran número de atenciones médicas”. “Puede que aumenten porque potenciamos que se denuncien”, ha dicho.

Según ha manifestado, “nada justifica la violencia, ni esperar más, ni discrepar… nada”. “Lo que hay que hacer es buscar soluciones”, ha expuesto, para señalar que se han realizado o se están realizando distintas actuaciones y se ha referido así a la publicación de un Manual de Prevención de Riesgos Laborales, dirigido a todos los trabajadores del SNS, titulado ‘Agresiones externas’.

En formación, el consejero ha dicho que es de carácter “eminentemente práctico” y “trata de aportar recursos para que los trabajadores sepan cómo prevenir o, en caso necesario, intervenir, frente a episodios de violencia”. Hay dos tipos de formación, ha detallado, la abierta y la restringida. La primera se oferta a todo el personal expuesto a este riesgo y la segunda, a colectivos específicos en función de la incidencia de la violencia externa.

El coste de la oferta formativa en los últimos seis años ha aumentado, ha precisado el consejero, y si en 2012 costaba 6.120 euros, en 2017 está previsto que sea 11.857 euros. En 2016 el coste fue de 7.300 euros.

Fernando Domínguez ha indicado que en 2017 se continuará con los cursos y también con el estudio de viabilidad iniciado en 2016 para dotar a todos los centros de salud, centros de salud mental y urgencias de un sistema de alarma de agresión mediante la utilización del ordenador de sobremesa.

Igualmente, se adoptarán medidas preventivas de distribución de mobiliario y otros elementos en la unidad de hospitalización psiquiátrica “derivadas de la revisión de la evaluación de riesgos que se está realizando actualmente”.

Según ha dicho, “las medidas van en la buena línea, pero son insuficientes”. “Cuantas menos aglomeraciones, menos esperas… más difícil que se produzcan”, ha comentado, para señalar que confía en las campañas de sensiblización. “Seguiremos además insistiendo en que los profesionales hagan estas declaraciones de agresiones”, ha indicado.

Secciones
#OrainSalud

Relacionado con