7.000 parados menos y un 32% más de dependientes atendidos, balance del ecuador de legislatura

En los dos años de legislatura, han mejorado todos los indicadores de Empleo y Asuntos Sociales.
El vicepresidente de Políticas Sociales, Miguel Laparra, en rueda de prensa | Foto: Vimeo
El vicepresidente de Políticas Sociales, Miguel Laparra, en rueda de prensa | Foto: Vimeo

El vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Miguel Laparra, ha realizado una valoración “positiva” de los dos años de trabajo en su departamento, considerando que se ha producido una “mejora generalizada” de los indicadores que dependen de este departamento.

Así, ha asegurado que hay 7.000 personas menos en paro, con la tasa de desempleo más baja de todo España (10,1 por ciento); hay un 32 por ciento más de personas dependientes atendidas; un 120 por ciento más de pensionistas con pensiones equiparadas al SMI de 2017, incluidas las viudas; descensos de hasta el 15 por ciento en el precio de la vivienda protegida, o un incremento del 25 por ciento de los recursos destinados a políticas de infancia y familia.

Miguel Laparra ha afirmado en una rueda de prensa que “estos hitos ponen de manifiesto la intensidad del trabajo realizado durante estos dos años en el ámbito de los derechos sociales”. “Han sido dos años de avances sociales importantes que han afirmado la buena marcha de la economía, que además se explica a través de una reforma fiscal progresista y un cambio en las prioridades políticas”, ha afirmado.

Según el vicepresidente de Derechos Sociales, “por estas cosas, entre otras, ya se puede decir que ha merecido la pena el cambio político en Navarra y queda de manifiesto el compromiso social que el Gobierno adquiría desde el primer momento”.

No obstante, ha precisado que “para nada podemos pensar que está ya la tarea realizada, para nada podemos transmitir con estas cifras y estos resultados una valoración autocomplaciente o de satisfacción, sino todo lo contrario, somos conscientes de que queda mucho por hacer”. “Las expectativas de la población en cuanto a la mejora de las condiciones sociales son altas y el volumen de necesidades que todavía tienen sectores de la población es importante”, ha asegurado.

Laparra ha destacado que el presupuesto de Derechos Sociales ha crecido un 25 por ciento en dos años, el departamento que más ha incrementado porcentualmente sus fondos.

En particular, los recursos destinados a luchar contra la pobreza y a favor de la cohesión social se han duplicado de 78 a 150 millones, según ha reseñado Laparra, quien ha mostrado su agradecimiento “tanto a las cuatro fuerzas políticas que apoyan al Gobierno como a lo compañeros y compañeras de Gobierno”.

En su balance, el vicepresidente Laparra ha agrupado las actuaciones llevadas a cabo en estos dos años en seis grandes ámbitos de actuación: empleo; cohesión social y lucha contra la pobreza; dependencia y discapacidad; familia y menores; vivienda; y relaciones con la sociedad civil.

Laparra ha subrayado que “no se puede atribuir la buena marcha del empleo únicamente, ni siquiera principalmente, a la acción del Gobierno, pero sí podemos decir que las políticas de este gobierno están contribuyendo a la buena marcha de la economía y del empleo”.

Según el vicepresidente, en dos años, Navarra tiene 7.000 personas en desempleo menos, es la Comunidad Autónoma con menor tasa de paro (10,1%), hay 13.735 personas más afiliadas a la Seguridad Social y 18.000 personas ocupadas más según la EPA. También es reseñable que la contratación indefinida en el primer semestre de 2017 ha crecido un 31,5% respecto al mismo semestre de 2015.

Respecto a las políticas activas de empleo que desarrolla el Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare, Laparra ha destacado que, en un contexto de incremento del presupuesto inicial del 18% en dos años, se ha reforzado la gestión y liderazgo público en la gestión de los fondos, con un incremento de un 44,76% de 2016 a 2017.

También se están reforzando aspectos de orientación, formación e intermediación laboral, así como el apoyo a las empresas, autónomos, a la economía social y a los centros especiales de empleo y empresas de inserción. Estos recursos se han traducido en un aumento “exponencial” de la formación profesional, pasando de 7.321 personas formadas en 2015 a una estimación para este año 2017 de en torno a 14.000.

Durante estos dos años, una de las prioridades del Departamento de Derechos Sociales ha sido reforzar la cohesión social de Navarra y luchar contra la pobreza y la exclusión social como “efecto más negativo de los recortes sociales y la grave crisis económica vivida estos años”.

El vicepresidente Laparra ha remarcado que “mientras en el año 2015 se destinaba un presupuesto de 78 millones a cohesión social y lucha contra la pobreza en políticas como la renta de inclusión, el empleo social, el complemento para las viudas o las ayudas para vivienda de alquiler; en el año 2017 se van a destinar a estos mismos aspectos un total de 150 millones”.

Otra de las prioridades del departamento ha sido reforzar las políticas de atención a la dependencia, la discapacidad y las personas mayores.

Laparra ha destacado el incremento en el número de personas en situación de dependencia que reciben algún tipo de servicio o prestación. “En dos años tenemos a 3.129 personas más atendidas, lo que supone un incremento de un 32%”, ha destacado.

Igualmente, como aspectos relevantes ha citado “la equiparación de las desgravaciones fiscales de las personas dependientes a las personas con discapacidad por las que 6.000 personas más pueden deducirse cuantías muy importantes, la recuperación de varias compatibilidades de prestaciones para la dependencia, o la firma de un nuevo convenio en el sector de la discapacidad con mejoras en la condiciones laborales e importantes inversiones en la calidad de los servicios”.

En cuanto a las personas mayores, el principal avance ha sido la nueva ley que garantiza a todo pensionista con pensiones inferiores al SMI de 2017 recibir esa cantidad vía deducciones fiscales.

En el ámbito de familia y menores, Laparra ha destacado el incremento de un 25% de los recursos, mejorando todos los programas de atención a la familia y a menores en situación de vulnerabilidad.

En cuanto a la vivienda, tres han sido las prioridades: ampliar el parque de vivienda de alquiler social a menor precio, prevenir los desahucios e impulsar la rehabilitación. Con ello se persiguen varios objetivos fundamentales: avanzar hacia el reconocimiento efectivo del derecho de todas las personas a una vivienda digna, a la par que se genera empleo y se avanza en la sostenibilidad ambiental.

Hasta el momento, ya se han incorporado en torno a 350 viviendas más al parque de vivienda en alquiler social, y en el caso del Fondo Foral de vivienda social, se ha pasado de contar con 55 viviendas a 100 viviendas en estos momentos.

En cuanto a la rehabilitación, “tras una fuerte caída en la actividad fruto de la crisis y los recortes en las ayudas públicas”, con la nueva ley de vivienda y la mejora de las ayudas especialmente para la gente joven, mayores y personas con escasos recursos, en lo que va de 2017 se ha incrementado la actividad en un 73%.

Finalmente, Laparra ha destacado la reducción de los desahucios. “En este aspecto y pese a que queda muchísimo por hacer, entendemos que la combinación de políticas como la renta garantizada y las nuevas ayudas de emergencia social (destinadas fundamentalmente a hacer frente a gastos de la vivienda), el trabajo de la oficina de mediación junto a la mejora económica, está incidiendo positivamente en la bajada de las ejecuciones hipotecarias (38,8% en 2016) y los desahucios en Navarra”.

Secciones
#OrainPolítica#OrainPortada#OrainSociedad

Relacionado con