Anticorrupción: UPN vuelve a votar en Madrid a favor de lo que rechaza en Navarra

Iñigo Alli ofreció a Albert Rivera los votos regionalistas porque su partido, dijo, "ha luchado desde su fundación" contra la corrupción
Íñigo Alli, en la tribuna de oradores del Congreso | Foto: archivo
Íñigo Alli, en la tribuna de oradores del Congreso | Foto: archivo

frasesupncorrupcionEl pasado martes, el Congreso de los Diputados votó a favor de la toma en consideración de una propuesta de ley de Ciudadanos sobre lucha contra la corrupción.

La defensa del denunciante de casos de corrupción y la supresión de los indultos por corrupción política son los pilares que sustentan esta iniciativa, que también incluye otros puntos como la investigación de un cargo público por enriquecimiento ilícito; la eliminación del plazo máximo de seis meses para investigar procesos judiciales o que los partidos, sindicatos y patronales se “hagan cargo” de la corrupción.

“No vale decir ‘fue Bárcenas’, sino que fue el partido de Bárcenas. Por tanto, que devuelvan el dinero”, dijo el portavoz de Ciudadanos, Albert Rivera.

“Ni un solo caso de corrupción” de UPN
La toma en consideración de esta ley fue apoyada por grupos parlamentarios tan diversos como Podemos, el PSOE o UPN. El portavoz de los regionalistas, Íñigo Alli, en la tribuna de oradores, afirmó literalmente lo siguiente:

“Señores del Grupo Parlamentario de Ciudadanos, tienen dos votos favorables por parte de Unión del Pueblo Navarro en esta toma en consideración de la proposición de ley integral de lucha contra la corrupción y protección de los denunciantes, y por dos motivos muy sencillos.

El primero es que puedo decir a plena voz que si hay en esta Cámara un partido político que ha luchado siempre, desde su fundación, contra la corrupción es ha sido Unión del Pueblo Navarro. Hace casi cuarenta años que se fundó el partido al que pertenezco orgullosamente, y tiene prohibidas las donaciones desde el primer día de su constitución para evitar intereses de terceros.

Y en segundo lugar, con hechos: desde el año 1991, en que llegó al poder en el Gobierno foral de Navarra -y hemos estado prácticamente ininterrumpidamente hasta 2015-, no ha habido ni un solo caso de corrupción de ningún cargo público del Gobierno de Navarra bajo el mandato de Unión del Pueblo Navarro. Por lo tanto esa es nuestra credencial y esa es nuestra tarjeta de presentación, y votaremos favorablemente a la toma en consideración de esta proposición de ley”.

Duras críticas a una iniciativa similar en Navarra
La posición de Íñigo Alli en el Congreso es diametralmente opuesta a la mantenida por la formación regionalista en Navarra, cuando se opuso frontalmente a la  creación de la Oficina de Buenas Prácticas y Anticorrupción de la Comunidad foral.

UPN aseguró en su momento que se trataba de una operación de marketing y que se solapaba con el trabajo de la Cámara de Comptos, que sin embargo es un órgano meramente fiscalizador de las cuentas.

El 13 de abril de 2016, Iulen Urbiola, responsable coordinador de Buenas prácticas y Anticorrupción, compareció en el Parlamento Foral. El portavoz regionalista entonces, Sergio Sayas, aseguró:

“Si el Gobierno quisiera control y transparencia, y no quisiera propaganda y marketing, Iulen Urbiola sería alguien independiente, y si fuera independiente, no tendría sentido porque ya está la Cámara de Comptos. La función de auditoría la tiene encomendada Comptos y la función de control el Parlamento, por tanto, lo que le queda a esta oficina es marketing y propaganda”.

Acusaciones de “control político”
UPN y PP se abstuvieron en la tramitación de la ley, el 30 de septiembre. Fue un debate parlamentario duro y bronco. Carlos García Adanero aseguró entonces que el Gobierno pretendía “un control político dirigido por ustedes dentro del ámbito parlamentario”.

El portavoz regionalista también contestó a Arantxa Izurdiaga de EH Bildu, que llegó a afirmar que 5 de 7 presidentes de Navarra se habían visto salpicados por casos de corrupción, con el siguiente argumento: “Asesinar a quien no piensa como tú sí es corrupción”.

No es la primera vez que UPN actúa en Madrid de una forma totalmente distinta a la que plantea en Navarra.

Hace apenas dos semanas, Íñigo Alli presentó en el Congreso una proposición de ley que regulase el voto de las personas con discapacidad que, ahora mismo, no tienen derecho al sufragio. Apenas 24 horas antes, sus compañeros de UPN en el Parlamento foral no apoyaron una declaración institucional en el mismo sentido.

Secciones
#OrainPolítica

Relacionado con