El antideslizante para el encierro ya está aplicado

Desde que se utiliza este producto, la duración media de los encierros ha bajado 40 segundos
Aplicación del antideslizante en Mercaderes, esta pasada madrugada. | Foto: Navarra Orain
Aplicación del antideslizante en Mercaderes, esta pasada madrugada. | Foto: Navarra Orain

Varios operarios han trabajado esta pasada madrugada en la calle Mercaderes aplicando el antideslizante que el Ayuntamiento de Pamplona dispone, desde hace ya doce años, en el recorrido del encierro. En esta ocasión, al tramo del recorrido del encierro que abarca la zona de Plaza Consistorial, Mercaderes y la curva con Estafeta se sumará, por segundo año, la aplicación del tratamiento en los corrales de Santo Domingo, ha informado el consistorio en una nota.

[Toda la información sobre San Fermín 2017, en Navarra Orain]

El mecanismo de funcionamiento del antideslizante consiste, básicamente, en que el producto aumenta la porosidad de la piedra y favorece el agarre. El líquido produce una reacción en la parte silícea del pavimento que abre los microporos que a lo largo del año se ven embozados por la suciedad o el pulido de las máquinas de limpieza. Esos poros son los que permiten un “efecto ventosa” que ayuda a un mejor agarre de las pezuñas del animal.

Reducir la peligrosidad

Desde que se aplica este antideslizante, los encierros son 40 segundos más cortos, de media, de lo que eran anteriormente. Esto es debido fundamentalmente a que, aunque los toros pierdan las manos en  la curva de Mercaderes, les resulta más fácil incorporarse de nuevo, no perdiendo la referencia de los hermanos que corren por delante y haciendo encierros agrupados. Al mismo tiempo, la peligrosidad también ha descendido, puesto que las carreras con toros hermanados implican un riesgo de cornadas menor.

En 2006, cuando comenzó a aplicarse, no fueron pocos los corredores que protestaron por el “invento”, puesto que las manadas rotas son un auténtico lujo para quienes saben colocarse delante de las astas. Y era, precisamente, la curva de Mercaderes la que más favorecía la fracturación del grupo de morlacos.

Con el vallado ya instalado en sus partes fijas, el antideslizante aplicado en el suelo y buena parte de las ganaderías en los corrales del gas, se cuentan ya prácticamente los minutos para el primer encierro de los Sanfermines 2017.

Secciones
#OrainPortadaSan Fermín 2017

Relacionado con