Aretxabala replica a la Universidad de Navarra (I): “Me ofrecieron dinero por asumir que el despido tenía motivos económicos”

El prestigioso geólogo Antonio Aretxabala, cuyo despido por parte de la Universidad de Navarra mantiene la sombra de posibles presiones por sus trabajos sobre el embalse de Yesa, ha respondido...
Antonio Aretxabala, trabajando en el despacho de su casa | Foto: Navarra Orain
Antonio Aretxabala, trabajando en el despacho de su casa | Foto: Navarra Orain

aretaxabaladestacado1El prestigioso geólogo Antonio Aretxabala, cuyo despido por parte de la Universidad de Navarra mantiene la sombra de posibles presiones por sus trabajos sobre el embalse de Yesa, ha respondido a la institución con un post en su blog personal. Lo hace tras la publicación, el pasado 8 de febrero, de una carta firmada por el Director de la Escuela de Arquitectura, Miguel Ángel Alonso del Val.  En ella, hablando en nombre de la Universidad de Navarra, Alonso del Val criticaba tanto las declaraciones de la consejera de Interior, María José Beaumont (que fue quien hizo saltar la liebre en este asunto, el pasado 26 de enero), como el contenido de la entrevista en exclusiva que Antonio Aretxabala había concedido a Navarra Orain, y que fue publicada el 30 de enero.

Aretxabala mantiene que su despido no se debió a cuestiones económicas u organizativas, y añade que la Universidad de Navarra trató de evitar el juicio, ofreciéndole una compensación económica a cambio de que reconociese que habían sido esos, y no otros, los factores desencadenantes de su despido.

Un acta del Tribunal Laboral reconoce la “improcedencia” del despido
Antonio Aretxabala, tras un relato de los hechos y el agradecimiento a quienes le mostraron su apoyo al conocerse el despido, explica los motivos de su desvinculación con la Universidad. Tras recibir la carta de despido, en octubre del pasado año, Aretxabala presentó “una demanda ante el Tribunal Laboral de Navarra demostrando que no se trata de una desvinculación por causas ni económicas ni organizativas, sino que son de carácter ideológico”.

En el acto de conciliación celebrado el 2 de diciembre, según explica Aretxabala, ocurrió lo siguiente:

“La Universidad de Navarra no quiere readmitirme y obviamente la posibilidad de volver a un centro donde no se es bienvenido es poco atractiva. Entonces la Universidad de Navarra me ofrece como compensación la cantidad de X euros a condición de evitar el juicio y que asuma que el despido es debido a causas económicas y organizativas. No acepto. La Universidad ofrece la cantidad X+Y de euros y las mismas condiciones. Tampoco acepto. Negocio aceptar X+Y+Z si la Universidad de Navarra reconoce la improcedencia del despido. La Universidad acepta”.

Es decir: según el acta del Tribunal Laboral de Navarra, la propia Universidad de Navarra reconoció que las causas de índole económica y organizativa no existieron. Por ese motivo, Aretxabala fue indemnizado por un despido asumido por la propia institución universitaria. Es decir: el Director de la Escuela de Arquitectura, en su carta pública, defendía como motivos del despido unos motivos que la propia Universidad ya había reconocido que no existían.

El geólogo, en su blog, asegura también que le amenazaron con despedirle ya después de su primera comparecencia en comisión parlamentaria sobre el asunto de Yesa, y que las amenazas se repitieron cuando aceptó asesorar a una comisión interdepartamental creada por el Gobierno de Navarra.

Secciones
#OrainPortada#OrainSociedad

Relacionado con