Barkos afirma que el apocalipsis es lo que dejó UPN en 2015

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha afirmado que las modificaciones tributarias enviadas por el Ejecutivo al Parlamento pretenden “avanzar en progresividad y dotar de mayor equidad...
Uxue Barkos en la tribuna de oradores del Parlamento de Navarra. Foto: Parlamento de Navarra.
Uxue Barkos en la tribuna de oradores del Parlamento de Navarra. Foto: Parlamento de Navarra.

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha afirmado que las modificaciones tributarias enviadas por el Ejecutivo al Parlamento pretenden “avanzar en progresividad y dotar de mayor equidad al sistema tributario, sin que por el contrario se haya producido un aumento apreciable de la presión fiscal“.

La jefa del Ejecutivo, en respuesta a sendas preguntas de UPN, PSN y PPN en el pleno del Parlamento, ha afirmado que “la política fiscal debe ser una política viva y debe tratar de ir reconduciendo en la senda de ese espíritu de avanzar en la progresividad”. Asimismo, ha señalado que el Gobierno busca una “mejor redistribución de la riqueza” y ha afirmado que las nuevas medidas supondrían un ingreso adicional de 9 millones en 2018 y de otros 9 millones en 2019.

Además, ha destacado que la reforma fiscal aprobada en 2015 “está permitiendo que los servicios públicos estén mejor atendidos económicamente y estén empezando a mejorar posiciones”. “Navarra recuperó en 2016 el ser la comunidad autónoma con los servicios públicos sanitarios más reconocidos en el Estado. Para llegar a esas posiciones de cabeza hacía falta una apuesta presupuestaria en términos de financiación”, ha indicado.

Barkos ha afirmado que “la realidad de los hechos echa por tierra año tras año, mes tras mes, el apocalipsis que intentan dibujar desde la oposición, y a pesar de que el momento nos sigue manteniendo en una difícil crisis, lo cierto es que Navarra empieza a desperezarse en ciertas ratios”.

El portavoz de UPN, Javier Esparza, ha afirmado que el Gobierno foral “ha implantado un modelo que es dañino para toda la sociedad navarra y para el conjunto de las empresas”. “Nadie quiere venir a Navarra, Barkos ha sacado a Navarra del mapa de las empresas en la toma de sus grandes decisiones. Barkos está generando un daño que espero que no sea irreparable. Ha destrozado la imagen que tenía Navarra desde el punto de vista fiscal”, ha dicho, para anunciar que presentará una enmienda a la totalidad con texto alternativo al proyecto del Gobierno.

Barkos ha advertido a Esparza que de que “cuando llegamos al Gobierno en 2015 acometer una reforma fiscal era algo urgente y de responsabilidad política, una responsabilidad que no tuvieron a la vista de cómo dejaron las arcas forales, con un endeudamiento de más de 5.000 euros por navarro”. “Si queremos un apocalipsis, era ese”, ha indicado.

 

Secciones
#OrainPolítica

Relacionado con