Barkos insiste en la desproporcionalidad del ‘caso Alsasua’ y en su firme condena de los hechos

Por enésima vez, la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha insistido en que no ve “proporcionalidad” en las penas que se solicitan para los agresores de dos...
Altsasu

Por enésima vez, la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha insistido en que no ve “proporcionalidad” en las penas que se solicitan para los agresores de dos guardias civiles y de sus parejas en Alsasua (Navarra), aunque ha subrayado que se trató de hechos “inadmisibles y que no se pueden permitir”, como ya lo hiciera al dia siguiente de los hechos, siendo el Gobierno de Navarra la primera institución pública que condenó los hechos y la propia presidenta y el consejero de Salud, Fernando Domínguez, fueron las primeras autoridades en visitar al guardia cicil herido en un tobillo.

En un desayuno informativo en Madrid, Barkos ha explicado que lo que ocurrió “no fue una pelea de bar” sino una “agresión” a dos agentes de la Guardia Civil que debe tener “su respuesta en el ámbito judicial”.

Pero ha considerado excesivo que sea considerado un delito de terrorismo y que tres personas lleven un año en prisión preventiva esperando juicio, al que se enfrentarán otras ocho personas más. “Las familias de los jóvenes no piden impunidad, piden proporcionalidad. Hago mías sus palabras”, ha añadido.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional solicita un total de 375 años de cárcel por los delitos de lesiones y amenazas terroristas para los ocho acusados de agredir a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua (Navarra) el 15 de octubre de 2016.

El Ministerio Fiscal atribuye para siete de los acusados cuatro delitos de lesiones terroristas, con una condena de 12,5 años por lesión. Además imputa a uno de ellos y al octavo en cuestión el delito de amenazas terroristas por el que pide igualmente 12 años y medio de cárcel y reclama que indemnicen conjuntamente con 41.100 euros a las cuatro víctimas del ataque.

El fiscal José Perals relata en su escrito de acusación que los hechos ocurren en el marco de una campaña contra los agentes de Guardia Civil y Policía desplegados en Navarra y País Vasco que se conoce con el nombre de ‘Alde Hemendik’ (‘Fuera de aquí’) y que en la actualidad busca crear un clima de “miedo y rechazo” entre los ciudadanos.

Unas peticiones que contaron con el absoluto rechazo de la Audiencia de Navarra que, en un hecho sin precedentes, planteó un conflicto competencial ante el Supremo alegando que el caso debería instruirse en Pamplona ya que en ningún caso podía considerarse delito de terrorismo. En el auto de justificación, la Audiencia de Navarra presentó informes policiales tanto de la Guardia Civil como de la Policia Foral mientras que la Audiencia Nacional tan solo aportó el informe de la Guardia Civil de Madrid. Como era de preveer, el Supremo falló a favor de la Audiencia Nacional.

Secciones
#OrainPolítica#OrainPortada

Relacionado con