Carmen Alba: “Aunque deroguen la Ley de Símbolos, la ikurriña seguirá sin estar permitida en Navarra”

La delegada del Gobierno en la Comunidad Foral antepone una ley de 1981 a la decisión mayoritaria de los representantes navarros
La ikurriña, en el balcón del ayuntamiento el 25 de enero de 1977 | Foto: blog "Memorias del viejo Pamplona"
La ikurriña, en el balcón del ayuntamiento el 25 de enero de 1977 | Foto: blog "Memorias del viejo Pamplona"

La delegada del Gobierno en Navarra, Carmen Alba, ha asegurado que, aunque se derogue la Ley Foral de Símbolos, seguirá vigente lo dispuesto en la Constitución y la ley de 1981 por la que se regula el uso de la bandera de España y “seguirá sin estar permitida la ikurriña” en edificios públicos.

“Deroguen o no la ley, hay obligación de poner la bandera española y la bandera de Navarra y no se pueden poner banderas de otras comunidades” en edificios oficiales, ha señalado Alba en una entrevista con Efe.

Por ello, ha apuntado, aunque se derogue la ley foral “no se va a poder conseguir lo que pretenden” los promotores de esta reforma.

Alba, tras asistir en Madrid a una reunión de los delegados del Gobierno con la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría para tratar las prioridades en esta legislatura, ha matizado que, si se aprobara después otra ley foral de símbolos, “habría que estudiar el texto legal para ver si hay conflicto”.

En todo caso, “desde la Delegación del Gobierno se va a seguir actuando para que se cumpla la ley”, ha subrayado.

La delegada del Gobierno ha aludido por otra parte al acto de reconocimiento a las víctimas provocadas por la extrema derecha o funcionarios públicos, celebrado el 18 de febrero, y ha denunciado el intento del Ejecutivo foral de “falsear la historia”.

“Querer manchar o enredar diciendo que los funcionarios públicos hicieron lo que no hicieron me parece muy fuerte”, ha dicho Alba, que ha abogado por apoyar a “esos funcionarios públicos que fueron los que sufrieron en sus carnes el terrorismo”.

En relación al procesamiento de varios jóvenes de Alsasua por la agresión a dos guardias civiles y sus parejas el 15 de octubre, Alba ha recordado que la Audiencia Nacional “ha hecho una calificación de terrorismo”, sobre la que ha preferido no opinar, porque “para eso están los tribunales”.

Tras mostrar su convencimiento de que “el 90 % del pueblo de Alsasua no está de acuerdo con esa agresión”, Alba ha lamentado “que trasciendan y se conozcan municipios por cosas de este tipo”.

Acerca del final de ETA, ha destacado que el mismo llegó “por la acción de la sociedad y de las Fuerzas de Seguridad del Estado”.

A ETA “la disolvieron los demócratas”, ha declarado Alba, que ha considerado que sólo queda “esperar a que entregue ya las armas y se disuelva” la banda terrorista, cuyos presos, ha agregado, pueden acogerse a beneficios penitenciarios si cumplen los requisitos y, por tanto, “si siguen como están es porque ellos mismos no quieren otra cosa”.

La delegada del Gobierno ha mostrado asimismo el compromiso “claro” del Gobierno español con dos proyectos de infraestructura: el Tren de Alta Velocidad y el Canal de Navarra.

Sobre el primero, ha subrayado el compromiso del Estado de abonar los casi 45 millones de euros que se adeudan a Navarra, una comunidad que “va a tener Alta Velocidad como el resto de España”.

Se trata, ha aseverado, de un compromiso que quedará “suficientemente claro” en los Presupuestos Generales para 2017.

Acerca del Canal de Navarra, un proyecto sobre el que el Gobierno “ha apostado siempre”, ha recordado el compromiso de las administraciones estatal y foral para desarrollar la segunda fase, que es “fundamental” para la Ribera.

Más discrepancias, ha reconocido, existen en relación a la negociación del Convenio Económico, cuyas reuniones empezaron “con más periodicidad” en enero, aunque los primeros contactos se produjeron en noviembre.

“De momento, hay diversidad de opiniones”, ha indicado la delegada, que ha resaltado que “lo que no puede hacer nadie es, unilateralmente, romper las normas del juego”, en alusión a la última aportación de 60 millones de euros realizada por el Gobierno de Navarra, 93 menos de los que calcula el Gobierno central.

No obstante, Alba ha asegurado que las relaciones con el Gobierno de Navarra “son correctas”, aunque sí le gustaría ver “un apoyo mayor a las víctimas del terrorismo”, un “respeto” a los símbolos de Navarra y España, y que se hubiera mantenido el convenio para la eliminación de pintadas de exaltación del terrorismo.

Por otro lado, se ha referido a la muerte el pasado 25 de octubre en dependencias policiales del joven senegalés Elhadji Ndiaye, un asunto “polémico porque se quiso hacer polémico”, ya que la autopsia “dejó bien claro que no había ningún tipo de violencia en el fallecimiento”.

Ésta, ha denunciado, es “otra campaña más que se quiere utilizar para desprestigiar a la Policía Nacional”.

Al ser preguntada por los casos de corrupción que afectan al PP, como la trama Gürtel, que se está juzgando actualmente, la delegada del Gobierno ha deseado que estos juicios acaben “cuanto antes” y, “si alguien es culpable, que cumpla la condena correspondiente”.

Tras lamentar la “lentitud” de este tipo de procesos judiciales, Alba ha considerado que “lo mejor para todos, sobre todo para los que somos honrados, es que este tipo de situaciones se juzguen cuanto antes”

Secciones
#OrainPolítica#OrainPortada

Relacionado con