El CHN contará con una unidad de rehabilitación para la recuperación de pacientes con infarto o angina de pecho

El Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) habilitará un nuevo espacio de rehabilitación destinado a la recuperación de pacientes con enfermedades cardíacas, un servicio considerado clave como herramienta de cuidados...
fotonoticia_20180511130259_1920

El Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) habilitará un nuevo espacio de rehabilitación destinado a la recuperación de pacientes con enfermedades cardíacas, un servicio considerado clave como herramienta de cuidados y prevención, en el que se prevé atender a unas 450 personas al año.

Los principales beneficiados serán pacientes ingresados por síndrome coronario agudo o sometidos a intervenciones quirúrgicas de revascularización coronaria (personas que han sufrido un infarto o con angina de pecho, entre otras patologías del corazón).

El director Asistencial del CHN, Jesús Berjón, ha presentado el proyecto acompañado del director del Área Clínica del Corazón de Navarra, Fernando Olaz, la jefa del área de Cuidados de esta unidad, Alicia Pérez, y la jefa del Servicio de Medicina Física y Rehabilitación, Teresa Cisneros. Han destacado que estas instalaciones “permitirán realizar una intervención multifactorial” en pacientes con patología cardíaca, que abarcará tanto su recuperación física como la mejora de su estilo de vida, su dieta, sus factores de riesgo cardiovascular y aspectos psicosociales.

Entre las ventajas de contar con un programa de rehabilitación cardiaca hospitalario destaca la reducción de mortalidad cardiovascular, el número de eventos cardiacos y hospitalizaciones, la disminución de consultas, la mejora del cumplimiento terapéutico, el incremento de la satisfacción y la calidad de vida del paciente, la mejora de su capacidad funcional y el control de factores de riesgo, ha informado el Gobierno foral en una nota.

La nueva Unidad de Rehabilitación Cardiaca se localizará en un espacio de 600 metros cuadrados actualmente desocupado ubicado en la planta baja del antiguo Hospital de Navarra, anexo al Servicio de Rehabilitación, donde se tiene previsto habilitar dos consultas médicas de Cardiología y Rehabilitación, una tercera consulta de Enfermería y un espacio de gimnasio dotado de 12 puestos de ejercicio monitorizados.

La obra necesaria para poner en marcha este servicio se iniciará en junio y prevé finalizarse a finales de año, de modo que la unidad pueda entrar en funcionamiento en 2019. El coste previsto de la obra se acerca a los 500.000 euros y el del equipamiento asciende a 260.000 euros.

Secciones
#OrainSociedad

Relacionado con