El cierre de Garoña paso a paso: así se va a desmantelar la central nuclear más antigua del Estado

El desmantelamiento de una central nuclear es un largo proceso que en este caso podría alargarse hasta el año 2030 y en los que se invertirán 345 millones de euros
Central-Nuclear-Garoña

El cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña no será, ni mucho menos, inmediato. Los trabajos para la clausura de la instalación más antigua del Estado tras el cierre de la central de Zorit, se alargarán entre 13 y 16 años. Eso significar que, como muy pronto, el proceso finalizaría en el año 2030 y va a costar, de entrada, 345 millones de euros.

Los pasos para el cierre de Garoña, inaugurada en 1970, son los siguientes:

  1. La central debe ser declarada oficialmente en situación de cese definitivo de explotación. La licencia de operación de Santa María de Garoña expiró el 6 de julio de 2013. La central burgalesa estaba desconectada de la red desde diciembre de 2012.
  2. El Ministerio Energía, Turismo y Agenda Digital debe emitir la autorización de desmantelamiento
  3. Previamente el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) debe emitir un informe y, posteriormente, se publicará la declaración de clausura.
  4. La autorización de desmantelamiento deber ser solicitada por la Empresa estatal de Residuos (ENRESA). Esta empresa púbica es la encargada de realizar los trabajos. El tiempo que estiman para su finalización es de diez años.
  5. ENRESA no puede iniciar sus trabajos hasta que Nuclenor haga su parte. Antes de entrar en Garoña, además, debe solicitar la transferencia de titularidad de la central.
  6. El periodo previo de desmantelamiento es responsabilidad de Nuclenor. Este proceso podría durar 6 años a contar a partir de la parada definitiva del reactor.
  7. Durante el periodo previo de desmantelamiento Nuclenor debe acometer algunas tareas tan relevantes como la descarga del combustible almacenado en la piscina de Garoña.
  8. Para descargar la piscina de Garoña, Nuclenor debe construir un almacén temporal individualizado (ATI) en el que se pueda albergar todo el combustible gastado por la central a lo largo de los 43 años que ha estado operativa.
  9.  Nuclenor -participada al 50 por ciento por Endesa e Iberdrola- debe acondicionar los residuos generados durante la explotación.
  10. Cuando finalicen los trabajos de desmantelamiento, que podrían concluir sobre el año 2027, se pondrá en marcha el plan de restauración del lugar en el que ha estado emplazada la central nuclear.
  11. Tras la verificación de las condiciones técnicas, el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital emitirá la declaración de clausura -desclasificación de la instalación y la liberación, total o restringida, del emplazamiento- y ENRESA devolverá la instalación a Nuclenor.
Secciones
#OrainMedioAmbiente#OrainSociedad

Relacionado con