Guardia civiles graban de manera oculta al alcalde de Altsasu sin su consentimiento y entregan la cinta a OK Diario

Uno de los que entró en el despacho de Javi Ollo es Ramón Rodríguez Prendes, secretario general del segundo sindicato del Instituto armado y miembro del Consejo de la Guardia Civil
Ramón Rodríguez Prendes, ayer, en una  reunión con Albert Rivera.
Ramón Rodríguez Prendes, ayer, en una reunión con Albert Rivera.

El PNV y Geroa Bai han denunciado las grabaciones ocultas realizadas esta semana al alcalde jeltzale de Alsasua sin su consentimiento por parte de miembros de la Asociación Profesional Unión de Guardias Civiles. Bajo el pretexto de que ha transcurrido un año desde los lamentables sucesos de Alsasua y la agresión a los agentes y sus parejas, un grupo de miembros de este sindicato solicitaron el lunes una reunión con Javier Ollo, alcalde del municipio, acompañados por un cámara y de un periodista de OK Diario.

El primer edil dejó sus compromisos para atender al grupo de la Asociación Profesional Unión de Guardias Civiles que en aquel momento y sin previo aviso se presentaron en el Ayuntamiento. El alcalde les atendió -cinco de ellos entraron a su despacho- y sin solicitar ningún permiso alguno de ellos grabó la conversación que mantuvieron con el alcalde.  Los dos periodistas no entraron en la reunión.

En la reunión, en las que en ningún momento se informó a Javier Ollo que estaba siendo grabado y mucho menos que esa grabación iba a aparecer en el periódico digital a cuya cabeza está el inclasificable Eduardo Inda, el alcalde de Altsasu reiteró a los miembros de la Guardia Civil la postura que ha defendido desde el primer día de condena de las agresiones y rechazo a la arbitrariedad que supone que tres jovenes sigan en la cárcel y que se pidan hasta 50 años de cárcel a los acusados de dicha agresión, algo en que los interlocutores de Ollo no quieren entrar a valorar “porque es algo de la Justicia”.

Una grabación sin permiso que posteriormente ha sido filtrada al mencionado medio de comunicación, que ha manipulado hasta el vómito lo sucedido sin hacer ninguna referencia al contundente auto de la Audiencia de Navarra en donde se pedía que la causa volviera a Pamplona y no fuera tratada como delito de terrorismo, petición que también ha sido realizada por decenas de europarlamentarios y cientos de destacadas personalidades del mundo del derecho y la abogacía.

El hecho adquiere aún mayor gravedad ya que uno de los guardias civiles que entró en el despacho del alcalde y que aparece reiteradamente en la información del medio de la extrema derecha española es Ramón Rodríguez Prendes, no un número cualquiera del cuerpo policial, sino el secretario general del segundo sindicato en importancia de la Guardia Civil y miembro del consejo de la Guardia Civil. Ayer mismo, se reunía con Albert Rivera, líder de Ciudadanos, para tratar el tema de la equiparación de salarios y de Catalunya, tal y como recoge la página web del sindicato del Instituto armado.

Secciones
#OrainPolítica#OrainPortada

Relacionado con