Ciudadanos Navarra se suma al ataque frontal de la formación naranja a los derechos forales

Carlos Pérez-Nievas lanza un tuit descalificando el acuerdo del Cupo vasco, surgido de la misma Constitución española
Carlos Pérez-Nievas, de Ciudadanos |Foto: Cedida

Carlos Pérez-Nievas, presidente de Ciudadanos en Navarra, se ha sumado hoy a la campaña populista de la formación nacionalista española contra los derechos forales que ha llevado a la formación de Albert Rivera a votar en contra hoy de la Ley del Cupo Vasco y el Concierto Económico  en el Congreso de los Diputados, saltándose a la torera los principios de legalidad que tanto ha invocado la formación derechista en los últimos meses ya que Cupo, Concierto Ecónomico Vasco y Convenio Económico de Navarra emanan de la Constitución española, el Estatuto de Gernika y la Ley Orgánica Reguladora del Amerojamiento del Fuero de Navarra (LORAFNA).

En un tuit en su cuenta personal, se suma a la campaña zafia de la formación naranja al tildar de ‘Cuponazo’ el acuerdo entre dos administraciones legales y legítmas, Gobierno vasco y Gobierno español, por el cual se fija la cantidad que Euskadi debe aportar al Estado en compensación por los servicios prestados por este último en la Comunidad Autonóma Vasca. Ni Rivera, ni Pérez-Nievas, ni nadie de la formación aupada con fuerza inusitada tras las declaraciones del presidente del Banco de Sabadell, Josep Oliu, el 25 de junio de 2014 de “tenemos que crear un Podemos de derechas”, ha explicado a sus seguidores que Euskadi paga un 6,24% por dichos servicios cuando su población en el conjunto del Estado es del 4%.

Perez Nieves

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tampoco Rivera, ni Perez-Nievas ni nadie de la formación derechista ha explicado a la ciudadanía española que tanto Euskadi como Navarra pagan un porcentaje en concepto de solidaridad con otras regiones del Estado al ser más productivas y eficientes, gracias, en gran parte, a ese régimen especial surgido de los pactos con los que se conforma cualquier Estado. Tampoco han explicado que tanto el Concierto como el Convenio conllevan importantes riesgos en momentos de crisis, como la que seguimos sufriendo, ya que el Estado sigue recibiendo lo mismo a pesar de que se recauden muchos menos impuestos y ni Navarra ni Euskadi, como es lógico, reciben dinero alguno de los Fondos de Compensación Territorial.

Ciudadanos ha visto un filón electoral en la demagogia fácil con la vista puesta en las elecciones catalanas del 21 de diciembre y para ello no reparan en manipular a su antojo dentro de su estrategia jacobina de llevarse todos los votos del nacionalismo español, tan en boga últimamente. La formación naranja, que no tiene representación alguna ni en el Parlamento vasco, ni en el Parlamento de Navarra, ni en los 251 municipios de Euskadi ni en los 272 municipios de la Comunidad foral, no desaprovecha ocasión para vender un discurso que atenta, directamente, contra la propia Carta Magna.

Más preocupante, si cabe, es que Carlos Pérez Nievas, conocedor del Convenio navarro y de los mecanismos que regulan la aportación de la Comunidad foral al Estado, se sume a este desproposito, ya que es plenamente conocedor de que en estos momentos se está ultimando la negociación del Convenio navarro, que se rige por los mismos mecanismos y premisas que el vasco, y del que depende que Navarra pueda disponer de más de 100 millones de euros al año.

Y más desconcertante es que lo haga quién, amén de haber sido consejero del Gobierno foral, provenga de una formación como Convergencia de Democratas de Navarra que se definía si misma como un “proyecto político de centro progresista […]. Desde la idea de la “navarridad” integradora, opuesta al “navarrismo” excluyente, [sobre] los principios políticos [de] la identidad de Navarra como Comunidad Foral diferenciada, su desarrollo integral y la cohesión de la sociedad navarra desde su pluralismo”. Las vueltas que da la vida por la ambición política.

Secciones
#OrainPolítica#OrainPortadaOtros

Relacionado con