Comerciantes de Casco Antiguo y Ensanche aseguran que la “amabilización” les supone pérdidas diarias de 100.000 euros

Las asociaciones de comerciantes del centro de Pamplona, Área Comercial Ensanche y Asociación Casco Antiguo de Pamplona, han asegurado que “el plan de amabilización le ha costado al comercio...
Plan de amabilización

Las asociaciones de comerciantes del centro de Pamplona, Área Comercial Ensanche y Asociación Casco Antiguo de Pamplona, han asegurado que “el plan de amabilización le ha costado al comercio del centro de Pamplona más de 10 millones de euros en los últimos tres meses“.

El presidente y el gerente de la Asociación Caso Antiguo de Pamplona, Pablo Goñi y Carlos Albillo, respectivamente, y la presidenta y gerente del Área Comercial Ensanche, Ara Rodríguez y Amaya Villanueva respectivamente, han ofrecido este miércoles una rueda de prensa en la que han asegurado que “pasados más de cien días desde que se inaugurase el plan de amabilización en el centro de Pamplona” los datos revelan “el actual fracaso del mismo en sus objetivos de revitalización social y económica”.

“Queda en evidencia que después de estos más de tres meses este plan no ha servido para dinamizar social y económicamente al centro, ni para mejorar su estética, ni para atraer a más ciudadanos al mismo”, ha manifestado Goñi.

En este sentido, el presidente de la Asociación Caso Antiguo de Pamplona también ha indicado que “la vitalidad social del centro ha disminuido”. “Los sistemas de conteo de personas instalados en nuestros comercios constatan en estos tres meses un significativo descenso en la afluencia de peatones que ciframos en más de un 10%”, ha señalado.

Asimismo, Goñi ha afirmado que “la actividad del tejido económico del centro se ha visto afectada negativamente”. A este respecto, ha comentado que “se han realizado en colaboración con la Cámara Navarra de Comercio aproximadamente 400 encuestas con resultados ampliamente negativos”. “En ellas se constata que entre un 65 y un 80% de los comercios encuestados declara pérdidas de facturación en este periodo que oscilan de manera mayoritaria en la zona más afectada entre un 10 y un 30%”, ha asegurado.

Del mismo modo, según ha manifestado Goñi, “la afectación se hace más intensa en la zona de Casco Antiguo, Primer Ensanche y parte norte del Segundo Ensanche, y de manera variable según la naturaleza de cada empresa”.

Goñi ha explicado que estas encuestas “se han realizado desde tres ámbitos, por un lado desde el Casco Viejo, por otro el Ensanche y por otro la Cámara de Comercio”. “Hemos realizado tres tandas de encuestas, en septiembre, octubre y a finales de noviembre, con la confidencialidad de no pedir datos económicos ni identidad porque eso no deja de ser un filtro a la hora de contestar”, ha señalado. “En la primera encuesta se pidieron tanto datos de evolución económica como datos de percepción, es decir tanto cualitativos como cuantitativos”, ha añadido.

En este sentido, ha confirmado que “no tenemos un análisis riguroso, estadístico, no podemos extrapolar de manera exacta estos datos, pero sí indican todos ellos una afectación importante en volúmenes”.

Además, Goñi ha señalado que “según los datos publicados por el Instituto de Estadística de Navarra (IEN) se está produciendo un acentuado trasvase de facturación del pequeño comercio hacia las grandes empresas, ubicadas mayoritariamente en la periferia”.

Igualmente, ha comentado que “los últimos indicadores de evolución comercial de octubre publicados por el INE en Navarra marcan un descenso comparativo para el pequeño comercio un 18% inferior a la media española”, mientras que “las grandes superficies en Navarra aumentan un 9% en comparación con las del resto de España”.

Por otro lado, el presidente de la Asociación Caso Antiguo de Pamplona ha indicado que “la pérdida de ingresos se traslada al volumen de empleo” y ha afirmado que “con estas pérdidas acumuladas supone la pérdida anual equivalente de 117 empleos en el centro de Pamplona”.

Así pues, Goñi ha asegurado que “estos cien días de plan de amabilización los comercios han descendido sus ventas en más de 10 millones de euros respecto al mismo periodo del año anterior, lo que haría una cifra de más de 100.000 euros de pérdidas diarias” y que “cada día transcurrido sin paliar la situación se produce una pérdida de al menos un puesto de trabajo en el centro”.

Por otra parte, el gerente de la Asociación Caso Antiguo de Pamplona, Carlos Albillo, ha informado que “a finales de noviembre emplazaron al gobierno municipal a introducir una serie de correcciones o ajustes para paliar los efectos más perjudiciales y mejorar la movilidad”.

En total, las asociaciones de comerciantes presentaron nueve demandas. Una de ellas es “la apertura limitada de las calles José Alonso y Padre Moret, con el fin de eliminar el enorme rodeo para llegar al Casco y Primer Ensanche a través del barrio de San Juan”. Esta se plantea que se “limite al horario comercial” y que “solo se habilite un carril de circulación”.

Otra de las demandas es “la reconversión total o parcial de la zona verde de Labrit y del Primer Ensanche en zona azul o roja entre las 9 y 14, y de 16.30 a 21 horas, así como el uso del Bosquecillo como zona azul”.

Por otro lado, se ha demandado que se “complete el circuito del Paseo de Sarasate posibilitando el acercamiento de la gente a las puertas de entrada del Casco”. “Se plantea trasladar la cámara situada frente a Diputación a las entradas de las calles Comedias y San Miguel, así como trasladar la cámara situada en el frontón Labrit al comienzo de la calle Merced y la de Santo Domingo-Educación a la esquina del edifico del Ayuntamiento con la cuesta de Santo Domingo”, ha comentado Albillo.

Además, se ha reclamado la “adecuada promoción y señalización del parking disuasorio de Trinitarios, su mayor y mejor aprovechamiento, el acercamiento de las paradas de bus y un cronograma para su conversión en parking intermodal”. “También se ha solicitado la habilitación de otros aparcamientos disuasorios en la zona de Lezkairu”, ha añadido.

Asimismo, una demanda hace referencia a la “redistribución de las nuevas zonas de aparcamiento de motos de rotación” y se propone “habilitar plazas de parking de motos al final de la calle Nueva, calle Ciudadela y plaza de Recoletas”.

Otra de las demandas es la “restricción en la zona de acceso controlado al paso de vehículos al menos en los horarios comerciales y en las calles o tramos de más alta densidad comercial del Casco”.

También se ha demandado el “acceso a la zona de San Lorenzo-Recoletas para vehículos autorizados, para no tener que dar la enorme vuelta que dar hoy en día”.

Por último, se ha reclamado al Ayuntamiento de Pamplona “una información veraz, completa y adecuada de todas las formas de llegar al Centro, así como de las características y condiciones de utilización por el público de la zona de acceso controlado” y “que intermedie con los aparcamientos existentes en la zona para obtener tarifas más ventajosas de cara al comercio y sus clientes”.

Ante estas demandas, la gerente del Área Comercial Ensanche, Amaya Villanueva, ha destacado que “prácticamente todas fueron rechazadas”. Por ello, ha asegurado que “la promesa del equipo de gobierno municipal de estudiar y revertir algunas medidas del plan en el plazo de seis meses no es una voluntad real”.

Además, ha anunciado “el próximo inicio de una campaña de comunicación y sensibilización públicas sobre la grave situación que están atravesando los comercios y la necesidad de atender adecuadamente la necesaria accesibilidad al centro”.

Por último, Goñi, ha reiterado a los “responsables municipales que a la vista de esta situación se establezcan consensuadamente con el sector económico las medidas de reversión suficientes para evitar la persistencia de estos negativos efectos”.

Secciones
#OrainEconomía

Relacionado con