Consumado el descenso Sabalza fija un nuevo objetivo: “para el club no es lo mismo quedar el 18 que el 20”

Confirma que trabaja ya en un proyecto de para estar "lo más alto en Segunda" y se resigna a la salida en junio de jugadores con contrato
OSASUNA | Luis Sabalza

El presidente de Osasuna, Luis Sabalza, ha asumido el descenso a Segunda a falta de cuatro jornadas para el final de la temporada como “un palo económico” aunque se trata de “algo que veníamos pensando hace tiempo”. Ahora, ha añadido, el objetivo del club es finalizar la temporada en el mejor puesto posible porque “es mejor quedarnos el 18 que el 20”.

Sabalza aludía al futuro contrato de televisión que contempla un variable en función de la clasificación de la temporada. En concreto, un un 25 por ciento de la venta centralizada de los derechos televisivos se repare entre los clubes según la clasificación histórica de las últimas 5 temporadas, aplicando unos porcentajes establecidos en el Real Decreto-ley de 30 de abril de 2015. “Siempre hemos dicho que queríamos estar en Primera por el aspecto económico”, ha subrayado.

Las manifestaciones del mandatario osasunista remitían, además, a su comparecencia en El Sadar del 8 de marzo, tras la derrota frente a la UD Las Palmas. Entonces, y con 36 puntos por disputarse, ya asumió públicamente que el equipo jugaría la temporada 2017-2018 en Segunda división.

Lo hizo al anunciar, “para antes de final de marzo” la contratación de un nuevo director deportivo para sustituir a Petar Vasiljevic para confeccionar un equipo que será “uno de los grandes” de la categoría. Idea que ha reiterado tras la derrota en el Camp Nou: “vamos a hacer un equipo competitivo para intentar lograr los mejores éxitos para Osasuna y volver (a Primera división) lo antes posible”.

Proyecto en marcha

Sabalza ha reiterado que a partir de ahora reactivan las gestiones atendiendo, así mismo, el “mandato” de la asamblea de socios compromisarios del 11 de abril que decidió la celebración de elecciones a la presidencia en el mes de octubre confiando a su Junta directiva el diseño del proyecto económico y deportivo de la próxima campaña.

Un proyecto que deberá pivotar sobre la cantera cuya importancia, ha dicho, es tal que “en los nuevos estatutos se ha incluido es somos un club de cantera. Vamos a mirar a la cantera” ha reiterado tras recordar que contra el Barcelona estaban convocados cinco futbolistas formados en Tajonar. “Hay que intentar que la próxima temporada jueguen más partidos”.

El futuro de los jugadores cotizados

Sobre el futuro de los jugadores más cotizados de la plantilla, caso de Sergio León o Alex Berenguer, Sabalza ha subrayado que “los contratos están para cumplirlos, aunque siempre se rompen por un lado. Es el jugador el que decide si quiere o no quedarse” aunque, en esta ocasión, está seguro que no se va a producir el desmantelamiento que provocó el descenso de 2014.

“Habrá jugadores con contrato que se quieran marchar”, asumió pero esta ocasión “no tiene nada que ver con lo que sucedió con la Gestora. Institucionalmente está bien y económicamente estamos bien y el que se quede debe saber que estamos en un club con el objetivo de quedarse lo más alto posible”.

 Al margen de la confección de la plantilla

En un primer balance de la temporada una vez confirmado el descenso, Sabalza reconoció que su Junta directiva tiene “su responsabilidad” pero ha dejado muy claro que “la plantilla no la ha hecho esta directiva. Lo único que hemos hecho es ajustar el precio. A todos los jugadores les hemos hecho un contrato para Primera y otro para Segunda; en ese sentido la Junta ha hecho lo que debía”, ha dicho.

Sí ha asumido Sabalza su error en la contratación de “entrenadores”, en velada alusión al fichaje, en contra del criterio de la dirección deportiva, de Joaquin Caparrós y ha recurrido a una expresión que le costó la cabeza a Enrique Martín Monreal –“tenemos lo que tenemos”– para confesar su decepción por el resultado de la temporada. “Esperábamos estar en la lucha con los seis últimos. Jamás pensamos tener una temporada tranquila. Sabíamos que teníamos que luchar y hasta cinco jornadas hemos tenido alguna posibilidad”.

Preguntado si personalmente le compensa seguir al frente del club, Sabalza ha afirmado que está en “Osasuna porque siento Osasuna y porque quiero a Osasuna, me cuesta tiempo y dinero. Pero creo que Osasuna merece ese sacrificio”, ha concluido.

Secciones
#OrainOsasuna#OrainPortada

Relacionado con