Cristina Cifuentes se suma al tsunami del nacionalismo español contra los regímenes forales

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha afirmado este miércoles que cuando se habla de la reforma de la Constitución Española “hay que poner encima de...
Cristina Cifuentes

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha afirmado este miércoles que cuando se habla de la reforma de la Constitución Española “hay que poner encima de la mesa” un cambio para que el País Vasco y Navarra aporten dinero al fondo de solidaridad interterritorial, sin precisar que tanto Navarra como Euskadi aportan al Estado fondos muy por encima de los que correspondería por su población y que, a diferencia de las comunidades del régimen común, sumen los riesgos de una menor recaudación, como ha sido el caso de la última crisis de la que todavía no se ha salido.

En los actos del Día de la Constitución en el Congreso de los Diputados, Cifuentes no ha cuestionado el cupo vasco porque “es algo que está establecido en la Constitución y, por tanto, no es discutible” y no ha entrado a valorar el cálculo de dicho cupo porque “no le corresponde”.

“No me fijo en lo que reciben los demás, yo lo que quiero es que los madrileños tengan una financiación adecuada a lo que aportan, que nos permita sostener los servicios públicos de calidad y que sigamos siendo solidarios”, ha añadido.

Eso sí, la dirigente madrileña ha manifestado que cuando se plantea una reforma de la Constitución “hay que poner sobre la mesa en primer término que aquellas comunidades que no están contribuyendo a la solidaridad común, que son País Vasco y Navarra, contribuyan” porque “es una cosa que no están haciendo”, faltando de forma palmaria a la verdad.

“¿O qué ocurre, que el País Vasco y Navarra son España? Pues como son España, tienen que contribuir a la solidaridad de todas las regiones, como lo hace Madrid, Cataluña, Baleares y en menor medida Cantabria, que son las que están aportando a ese fondo”, ha apostillado.

Además, sobre dicha reforma de la Carta Magna, Cifuentes ha asegurado que no le parece mal modificarla para “adaptarla a las nuevas necesidades que surjan”. No obstante, ve “peligrosa” abrir la reforma “sin saber dónde se quiere llegar y abrir una reforma que plantee cambiar el modelo territorial, que costó mucho llegar a un consenso”.

“Abrir ese mellón el momento actual es peligroso. Si se quiere reformar, se tiene que buscar un consenso no amplio, sino amplísimo, sino definir dónde se quiere llegar. No es una cuestión de reformar por reformar”, ha concluido Cifuentes.

Secciones
#OrainPolítica#OrainPortada

Relacionado con