El desarme para dummies, parte I (un artículo de Mikel Castaño)

"Intento poner un poco de cordura de entomólogo, pensando en que a alguien que le interese leer algo sobre el tema sin bilis ni babas pueda clarificarle al menos un par de dudas que le revoloteen entre las orejas"
dummies desarme ok

FIRMA: MIKEL CASTAÑO   |     

 “¿Hay alguien más sólo que un héroe?”
Boris Vian

Vistos el cacao mental e intelectual que imperan y el totum revolutum en que se ha convertido el asunto del desarme unilateral de ETA, esta semana me olvidaré de mis cuentecillos-elipsis-sainetes (cada cual escoja el apelativo de su gusto) e intento poner un poco de cordura de entomólogo, pensando en que a alguien que le interese leer algo sobre el tema sin bilis ni babas pueda clarificarle al menos un par de dudas que le revoloteen entre las orejas.

frasemikel1Al grano y resumiendo: desde 2011 ETA ofrece a los Dos Estados crear un calendario de pasos a dar sobre la resolución tomada unilateralmente de abandonar su actividad armada. El emplazamiento a “abrir un proceso de diálogo directo” para tratar “exclusivamente las consecuencias del conflicto” ofrece como base y contexto la Declaración de Aiete y a la vez declara el fin de toda actividad armada. Tras este comunicado se suceden las exigencias habituales de la contraparte: disolución, entrega de armas, etc.

El continuo torpedeo
En otro paso adelante, ETA propone una mediación internacional con personalidades de prestigio internacional y experiencia en procesos, si no semejantes, sí homologables que el recién estrenado gobierno del PP rechazará de plano. Y durante estos años, a cada paso dado hacia un cierre mínimamente civilizado, será entorpecido desde el Gabinete de Mariano Rajoy, y más concretamente desde un Ministerio del Interior cuya cartera posee (sí, poseía) un oscuro y extraño personaje, de cuyas muy poco ortodoxas maneras seguro que correrán ríos de tinta, que parece haber hecho de ese continuo torpedeo una cuestión personal. El cariz casi de astracanada que termina tomando la cuestión se ve claramente en la campaña de desprestigio del grupo de intermediación prensa amiga mediante, o el esperpento que resulta de llamarles a declarar ante la Audiencia Nacional, con personajes habituales de la farándula cavernaria casi pidiendo su imputación y acusándoles de colaboración terrorista. Se lo dijo el sacerdote Alex Reid a Arnaldo Otegi: “Cuanto más razonables sean vuestras posiciones,mas agresiones sufriréis”.

El caso es que, con estos mimbres, el empeño en el desarme ha seguido su curso; y, con el paréntesis de la redada de Luhuso, el grupo de personas de la sociedad civil empeñados en este asunto anuncia un desarme total para el 8 de abril.

Las exigencias “pinopuente”
Y es ahora cuando vuelven las exigencias “pinopuente”. Que las entreguen a la Guardia Civil. A la Ertzaintza. A la Policía. Las coordenadas GPS… Seamos serios (y vuelvo a resumir): cuando se han ofrecido distintas maneras de entrega del arsenal y a ninguna de ellas se ha dado respuesta, no se está en condiciones de dar consejos desde la altura moral. Alguno se ha olvidado de que ETA sigue teniendo una estructura clandestina que no reside precisamente en Twitter. Y que en altas instancias internacionales todavía no se entiende por qué no se ha establecido una mínima vía de comunicación.

frasemikel2Yo me imagino el desarme “via GPS” como una ópera bufa. Más o menos como aquellas películas norteamericanas en que cuatro o cinco grupos de chalaos más o menos caricaturizados se lanzan a la “búsqueda del tesoro”. Se habla de las FSE españolas. Y quién no dice que tras ellos, el CNI, la FSB de Putin, el Mossad o la policía política clandestina de Villarejo. Y puestos a pensar “raro”, hasta Abel Azcona para una performance de las suyas. Lo de los yihadistas residentes en Francia al acecho de armas fáciles de encontrar lo dejo esta vez de lado porque directamente da miedo, y Marine y la cantidad de simpatizantes que tiene en la Gendarmerie lo saben.

Imaginemos pistolas o fusiles que después aparecen en otro lado, y no soy tan temerario. Este enero se desmanteló en Getxo un taller clandestino de “reciclaje de armas” tras una investigación originada por el atentado contra el Museo Judío de Bruselas. En estas condiciones lo normal es intentar que el “notario” de la entrega al menos sea de tu confianza, y no quieras arriesgarte a que lo que no quieres que vuelva a matar, lo haga.

Si no se entiende lo complicado que puede ser entregar para un destino seguro cierta cantidad de armamento, tanto ligero como de guerra, y seguramente dispuesto para su uso, os hago un croquis. Y sobre todo, lo que no puede ocurrir es que se entreguen 50 pistolas y se inventaríen 35. Esto no es un alijo de hachís.

(Continuará)

Secciones
#OrainOpinión

Relacionado con