Y después de Deir ez Zor, ¿qué? (Un artículo de Cierzo Bardenero)

Firma: Cierzo Bardenero Tras meses de  dura lucha, el ejército sirio y milicias afines consiguieron romper el cerco al que el Estado Islámico sometía a los barrios leales al...
Imagen reciente de una calle de Deiz ez Zor devastada por los combates.
Imagen reciente de una calle de Deiz ez Zor devastada por los combates.

Firma: Cierzo Bardenero

Tras meses de  dura lucha, el ejército sirio y milicias afines consiguieron romper el cerco al que el Estado Islámico sometía a los barrios leales al gobierno sirio en la ciudad de Deir ez Zor capital de la provincia homónima desde hace más de tres años, en lo que viene a ser uno de los sitios a población civil más duradero de las últimas décadas.

Si durante años el avance de los extremistas parecía imparable, la suerte del Estado Islámico declinó a partir de 2016 y comenzó un lento repliegue en Iraq y Siria que se ha ido acentuando en 2017 con la perdida de Mosul y la provincia de Nínive, quedando bajo su control una bolsa en Hawija, mas por discusiones entre Bagdad y la Región Autónoma Kurda por su titularidad que por resistencia de los yihadistas

Este declive se ha acentuado en Siria, cuando en cuestión de meses perdieron el control del territorio que controlaban en la provincia de Alepo, ante el empuje de milicias rebeldes apoyadas por Turquía, las milicias del SDF y el ejército sirio , dándose una resistencia puntual en torno a la ciudad de Al Bab.

El retroceso se agravó cuando rebeldes con base en Jordania y protección occidental se hicieron en cuestión de días y un número reducido de hombres con el desierto fronterizo con Jordania e Iraq, mientras las SDF lanzaban una operación con el fin de hacerse con el control del territorio de la provincia de Ar Raqqa, al norte del Éufrates, incluyendo su capital provincial

Tras la recuperación por parte del ejecito sirio de Palmira, a una velocidad relativamente sorprendente, se decidió que era hora de romper el cerco al que el Estado islámico sometía a los barrio leales al gobierno sirio y en el que residían decenas de miles de civiles de la ciudad y de localidades próximas que buscaron refugio en estos barrios para huir de una muerte segura por su ideología o confesión religiosa.

Tras cortar el avance rebelde hacia la provincia de Deir ez Zor, el ejército sirio y sus aliados lanzaron operaciones militares simultaneas hacia el sur de la provincia de Raqqa, la localidad de Sukhnah y el aeropuerto y estación de bombeo conocida como T2 contra un Estado islámico que ya estaba luchando con las fuerzas justas tras la pérdida de Mosul y miles de militantes experimentados.

El éxito de estas operaciones simultáneas acentuó el desplome del Estado islámico y el ejército sirio tomó el territorio de la provincia de Ar Raqqa al sur del Éufrates y prácticamente  la zona central de Siria en un espacio relativo corto de tiempo, lo que permitió enviar al grueso de la tropas destinadas a esta operación a liberar la ciudad mientras otras tropas más tranquilamente liberaban la bolsa generada en torno a Uqayribat.

Al final, el 5 de septiembre, tras tres años y casi dos meses el ejército sirio rompió el cerco a la ciudad entre muestras de júbilo de los militares, milicianos tribales y civiles que veían que se ponía fin a un padecimiento que se vio agravado meses antes ante la pérdida de contacto con el aeropuerto que servía de base de un puente aéreo que aprovisionaba a la ciudad tras volar decenas de kilómetros sobre territorio en manos del Estado islámico.

Al cabo de los días, el ejército fue capaz de liberar la Autopista que llegaba hasta Deir Ez Zor y un convoy de camiones aprovisionó la ciudad con productos de primera necesidad, alimentos y medicinas. Por último se rompió un cerco al aeropuerto motivado por un bombardeo estadounidense a posiciones sirias que provocó en torno a cien bajas y debilitó en exceso las defensas del aeropuerto y la ciudad.

Y partir de ahora, ¿qué? Al fin y al cabo la mayor parte de la provincia de Deir Ez Zor se encuentra en manos del Estado Islámico, incluyendo un gran número de localidades en el valle del Eufrates  y enormes reservas de petróleo en la ribera oriental del mismo con las que hacer viable la economía de un país existente o que en un futuro pudiese surgir en la zona.

Tras recibir un gran cargamento de armas enviadas por los Estados Unidos, las SDF han lanzado una operación en dirección a la parte de la ciudad de Deir ez Zor situada en la ribera oriental, avanzando decenas de kilómetros en cuestión de días para llegar a su área industrial y localidades próximas a la ciudad.

Si bien hasta ahora el Éufrates ha servido de guía para que las operaciones contra el Estado Islámico por parte del ejército sirio y las SDF no se obstaculizasen entre ellas, es en esta provincia donde este pacto más o menos tácito puede ser puesto a prueba con dos escollos, los barrios de la ribera oriental de Deir ez Zor y los pozos de petróleo en la misma ribera y cercanos a la frontera con Iraq.

De un acuerdo entre el gobierno sirio y las SDF, esto es, entre Rusia-Irán y Estado Unidos, depende que las operaciones contra el ISIS sean más o menos coordinadas por lo que la permanencia del Estado Islámico tenga sus días contados o que ambas partes den comienzo al nuevo conflicto que se avecina en la zona sin que se haya resulto el último, el de Estado Islámico.

Mientras se resuelve este punto, tanto el ejército sirio como el SDF se dedican a avanzar por los suburbios de la ciudad en dirección norte generando una bolsa del Estado Islámico a ambos lados del Éufrates, cuya eliminación podría servir de distracción a la tropas mientras se llega al acuerdo sobre la ciudad y la reserva petrolífera.

Pese a la imagen que proyecta al exterior, Trump es un político que suele optar por las soluciones prácticas de las que intenta obtener el mayor beneficio posible así que no es descartable un acuerdo que permita la liberación total de la ciudad por el ejército sirio asi como de los pozos de petróleo si así se asegura el control del territorio de margen oriental del Eufrates en manos del SDF y una posible explotación conjunta de los pozos de petróleo de Deir ez Zor.

Secciones
Otros

Relacionado con