Detectado un caso de legionelosis en la avenida de Barañáin de Pamplona

Salud ya ha abierto una investigación sobre el caso, posiblemente relacionado con la red de agua caliente de la comunidad donde vive
leginelosis

El Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN) ha abierto una investigación tras recibir una comunicación por parte de personal sanitario del caso de una persona afectada por legionelosis, posiblemente asociado a la red de agua caliente de la comunidad en la que vive.

El organismo público ya ha puesto en marcha el protocolo establecido para evitar nuevos casos, si bien indica que de momento se trata de un suceso aislado. La persona afectada, que ha evolucionado favorablemente y ya ha sido dado de alta, reside en un bloque de viviendas de la Avenida de Barañáin de Pamplona, según ha informado el Gobierno foral en una nota.

Estos casos deben ser notificados obligatoriamente por el personal sanitario que los diagnostica al ISPLN, que los investiga a partir de los datos de una encuesta epidemiológica realizada a la propia persona enferma o sus familiares, a fin de detectar las actividades que ha podido realizar en las proximidades de instalaciones de riesgo en los diez días anteriores a la aparición de la enfermedad.

A continuación, se realizan inspecciones ambientales y recogida de muestras en los lugares indicados, con el objetivo de determinar el origen de la infección y prevenir otros casos asociados.

Entre las medidas puestas en marcha por el ISPLN a raíz del último caso detectado en Pamplona, destaca el requerimiento de la realización de la limpieza y desinfección de las instalaciones de agua caliente sanitaria de la comunidad de vecinos afectada.

Por indicación de este organismos público, el Administrador de Fincas responsable buzoneará a los vecinos una circular indicando que la limpieza y desinfección de la red de agua caliente se va a realizar en breve, al estar el caso “posiblemente asociado a la red de agua sanitaria de la comunidad”.

En la misma circular, se recomienda a los vecinos “no hacer uso del agua caliente sanitaria para ducharse” en los próximos días y, en caso de ser estrictamente necesario, el consejo es desmontar antes la alcachofa de la ducha. Se añade que no existe riesgo si la ducha se efectúa con agua fría, ya que esa temperatura no favorece el crecimiento de la bacteria, así como que no existe riesgo de contagio de la enfermedad entre personas ni riesgo por beber agua, ya que la enfermedad solo se contagia por los aerosoles de la ducha.

Desde el ISPLN, se recomienda a los vecinos desmontar los difusores de lavabos y duchas, limpiarlos a fondo y sumergirlos en vinagre, así como desinfectarlos con agua y lejía, aptos para el consumo humano. También se llevará a cabo una reunión con los vecinos del inmueble para informarles y responder a las inquietudes que tenga sobre la enfermedad y las posibles vías de contagio.

Secciones
#OrainPamplona#OrainPortada#OrainSalud

Relacionado con