Dignidad y Justicia y un sindicato policial piden a la AN que prohiba el acto de reconocimiento a los navarros víctimas de la extrema derecha y los abusos policiales

En un escrito que roza la paranoia aducen que homenajear a estas víctimas supone un acto de "enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas (sic)"
8 de julio de 1978, en la Plaza de toros de Pamplona. Aquella fue una de esas tardes.
8 de julio de 1978, en la Plaza de toros de Pamplona. Aquella fue una de esas tardes.

La Asociación Dignidad y Justicia y el Sindicato Profesional de Policía solicitan a la Audiencia Nacional que prohíba el acto convocado por el Gobierno de Navarra el próximo 18 de febrero para homenajear a víctimas de violencia de grupos de extrema derecha y funcionarios públicos al considerar que incurre en el delito de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas (sic).

El sindicato policial y la asociación han presentado este martes una denuncia ante la Audiencia Nacional al entender que el acto de puede llevar a la realización de “acciones coercitivas” hacia los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, enaltecimiento del terrorismo o humillación a las víctimas.

En este sentido, solicitan la prohibición de la celebración del homenaje y en su caso que se libre oficio la Unidad Central de Inteligencia (UCI), al Servicio de Información del Cuerpo Nacional de Policía y a la Guardia Civil para que hagan un seguimiento de la celebración del homenaje. Asimismo, instan a que si se dan estos delitos, se proceda a la “inmediata e inequívoca” disolución del acto, la identificación de sus autores y emitan los informes oportunos.

Dignidad y Justicia y el Sindicato Profesional de Policía aseguran que con este acto se está tratado de “reescribir la historia” al asemejar los asesinatos de ETA con las “represiones violentas de índole política” y humillar a las víctimas del terrorismo equiparándolas con asesinos que perdieron la vida en enfrentamientos armados con los cuerpos policiales.

En este sentido, cabe recordar que el homenaje del día 18 será un acto simbólico sin nombres y apellidos, debido a que la Ley que trató de impulsar el Parlamento de Navarra en marzo de 2015 con los votos a favor de todo el arco parlamentario salvo UPN y PP para reconocer a los navarros que fueron víctimas de grupos de extrema derecha y abusos policiales, fue recurrida ante el Tribunal Constitucional por el Gobierno del PP. No obstante, el homenaje, permitido según ese mismo recurso, será a nombres como Germán Rodriguez, Gladys del Estal, Mikel Zabalza, Mikel Arregi, José Luis Cano o Angel Berrueta, personas todas ellas sin vinculación alguna con ETA y que murieron por la extrema derecha o abusos policiales, en la mayoría de los casos, y con el agravante de que en varios de estos casos nadie fue detenido, ni juzgado ni condenado.

 

Secciones
#OrainPolítica#OrainPortada

Relacionado con