Dos de los tres últimos alpinistas que vieron con vida a Iñaki Ochoa de Olza han fallecido en la montaña

Al fallecimiento esta mañana de Ueli Steck hay que sumar la muerte de Alexei Bolotov, en mayo de 2013 también en el Everest
Ueli Steck, fallecido hoy, y Alexi Bolotov (en el recuadro) fallecido en mayo de 2013.
Ueli Steck, fallecido hoy, y Alexi Bolotov (en el recuadro) fallecido en mayo de 2013.

El fallecimiento esta mañana del suizo Ueli Steck en el Nuptse, montaña que comparte su ruta de escalada con el Everest, ha sobrecogido al mundo del alpinismo, en el que el suizo, de 40 años de edad, era reconocido como uno de sus máximos exponentes. Steck estaba aclimatando para tratar de llevar a cabo en los próximos días la travesía Everest-Lhotse, un hito aún no logrado en el Himalaya.

Para el gran público, Steck se hizo famoso a raíz del intento de rescate del navarro Iñaki Ochoa de Olza en mayo de 2008 en el Annapurna. Steck, que intentaba la cara sur mientras el navarro lo intentaba por la arista Este, acudió a la llamada del rumano Horia Colibasanu tras el ataque sufrido por Ochoa de Olza a 7.400 metros y que lo dejó paralizado hasta su muerte 4 días más tarde.

Steck, entonces con 31 años, subió con su compañero Simon Antthamatten desde los 4.000 metros del campo base hasta los 7.400 metros, aunque Simon se tuvo que retirar antes sin fuerzas. En el camino se cruzó con el ruso Alexei Bolotov que, agotado tras hacer cima, bajaba y con el que se cambió las botas de escalada, ya que Steck iba en botas de trekking.

El jueves 22 de mayo –recibió la llamada de Colibasanu el lunes 19 de mayo a la tarde hora nepalí- Steck alcanzó la tienda del campo 4, dio Dexamesatona y algo de comida y bebida a Colibasanu –que llevaba 3 días cuidando de Ochoa de Olza y ya estaba al límite de sus fuerzas- y le mandó para abajo, mientras cuidaba del navarro en sus 24 horas de vida a la espera de que siguiera aguantando milagrosamente la llegada del resto de escaladores que estaban en la montaña y que venían desde Kathmandú, entre ellos Dennis Urubko y Don Bowie, apenas ya unos 1.000 metros por debajo.

Finalmente, tras una resistencia heroica, Ochoa de Olza falleció el mediodía del viernes 23 de mayo de 2008 y Steck fue el encargado de dar la noticia al mundo, sobrecogido por el ejemplo de valentía y esfuerzo y compañerismo que se había vivido en el Annapurna, con un total de 14 alpinistas yendo hacia Ochoa de Olza, de los que solo 4 –Colibasanu, Bolotov, Steck y Antthamatten– estaban en la montaña en el momento del ataque sufrido por el navarro, mientras que los otros 10 –Urubko, Bowie, Radulescu, Gavan, Szymczak, Bogomolov y los sherpas Pemba, Ongchhu, Pinjho y Ongchhu– llegaron desde Kathmandú tras la petición de ayuda de la familia del navarro y del mundo de la montaña.

Se da la triste circunstancia de que de las tres personas que vieron a Iñaki tras sufrir su ataque –posiblemente un derrame cerebral a causa de la altura-, dos de ellas han fallecido y ambas intentando escalar el Everest (han fallecido 2 de los 14 rescatadores de Iñaki).

Se trata del ruso Alexei Bolotov, fallecido en mayo de 2013 y que hizo cima en el Annapurna el día que Ochoa de Olza y Colibasanu se dieron la vuelta –iban juntos en la cordada- y vio al navarro postrado en la tienda al día siguiente, descendiendo después en busca de ayuda; y el suizo Ueli Steck, que cuidó de él en sus últimas horas, y que ha muerto esta mañana.

La tercera persona que convivió con Ochoa de Olza es el rumano Horia Colibasanu, que no se despegó ni un solo momento de él durante tres días hasta que llegó la ayuda de Steck. Colibasanu se encuentra en estos momentos intentando precisamente el Everest sin oxígeno, aunque en la ruta norte de la montaña.

El rumano ha compartido un mensaje en Facebook al enterarse de la trágica noticia, con una imagen suya junto a Steck tomada hace unos días tras cenar juntos en Kathmandu: “Es muy difícil para mi decir ahora que esto es un recuerdo muy muy precioso. Fue mi última charla con Ueli. Adiós mi amigo, siempre serás una inspiración para mí”.

Secciones
#OrainOtrosDeportes#OrainPortada

Relacionado con