Dos médicas testifican que las lesiones de los agredidos son “incompatibles” con una agresión múltiple

Dos médicas citadas por la defensa han declarado hoy en el juicio que se sigue contra ocho jóvenes de Alsasua en la Audiencia Nacional para detallar aspectos profesionales de...
Alsasua

Dos médicas citadas por la defensa han declarado hoy en el juicio que se sigue contra ocho jóvenes de Alsasua en la Audiencia Nacional para detallar aspectos profesionales de las heridas sufridas por los dos miembros de la guardia civil y sus parejas. Ambas han coincidido en señalar que los testimonios ofrecidos por los guardias civiles y sus parejas no corresponden con las lesiones recogidas en los diferentes partes médicos.

Los cuatro afectados habían declarado durante el juicio que en la agresión participaron “entre 20 y 25 personas”, que fueron golpeados “brutalmente”, ocasionándoles heridas de gravedad y la ruptura de un tobillo a uno de ellos. Sin embrago, las médicas han considerado que no pudo tratarse de una agresión múltiple, ya que sino “las lesiones serían más graves”.

En cuanto a la rotura de tobillo que sufrió el teniente, las médicas creen que se debió a un “mecanismo indirecto” y que pudo ser provocado por una “típica torcedura con caída, donde son los ligamentos que tiran y luego fracturan el hueso”. Sobre el hematoma que presentaba el sargento a las tres semanas de los incidentes, han explicado que “suelen durar unos 10 días” y que es “extraño” que aparezcan tres semanas después.

A preguntas de la defensa, las médicas también han opinado sobre las lesiones que presentaban las novias de los dos agentes. Han señalado que la tendinitis que sufría María José N., compañera sentimental del teniente, fue “una sobrecarga en el hombro” que estuvo producida seguramente “por un sobreesfuerzo”. Sobre la cervicalgia de Pilar P., pareja del sargento, han asegurado que pudo haber sido ocasionada por “nerviosismo” o “también por intentar levantar a alguien del suelo”.

Secciones
#OrainPolítica#OrainPortada

Relacionado con