Editar ilegalmente en España la ‘biblia’ del nacionalsocialismo se castiga con seis meses de prisión

El editor filonazi ha sido condenado además a un año de inhabilitación para la edición, publicación y venta de libros y una multa de 1.080 euros
MI LUCHA | Edición de la 'biblia' nazi del año 1940
MI LUCHA | Edición de la 'biblia' nazi del año 1940

El Juzgado Penal 16 de Barcelona ha condenado al librero Pedro Varela por editar ilegalmente la ‘biblia’ del movimiento nacionalsocialista, el ‘Mein Kampf‘ de Adolf Hitler a seis meses de prisión, un año de inhabilitación para la edición, publicación y venta de libros y una multa de 1.080 euros. En la sentencia se obliga a Varela a indemnizar al Estado de Baviera (Alemania), propietario legal de los derechos del libro, con 67.637,5 euros, la cantidad que obtuvo por la venta de los libros del dictador nazi.

La juez considera probado que el propietario de la librería filonazi Europa de Barcelona editó el libro sin tener autorización ni licencia para ello entre 1997 y 2010 y vendió 4.375 ejemplares obteniendo un beneficio que, por sentencia, debe devolver.

Justicia lenta, atenuante

El tribunal condena a Varela por un delito contra la propiedad intelectual, pero aplica la atenuante muy cualificada de dilaciones indebidas, ya que la denuncia se presentó en 2009 y el proceso ha tardado ocho años en concluirse.

Varela admitió en el juicio que había editado el libro pero alegó que pensaba que los derechos eran libres, aunque después de que le citaran para declarar en 2009 por estos hechos lo siguió vendiendo porque tenía “la convicción de que el Estado de Baviera no tiene derecho sobre esa obra”.

Los derechos de autor de la obra fueron entregados al Estado Libre de Baviera por sentencia de la Cámara de Justicia de Munich el 15 de octubre de 1948 basándose en la Ley de liberación del nacionalsocialismo y militarismo por la que los Aliados clausuraron la editorial del partido nazi.

Los derechos de autor quedaron liberados en 2105, 70 años después de la muerte de Hitler. Eso sí, hasta esa fecha ha estado permitida la compra o descarga en internet, lectura, tenencia o la compra de alguno de los 12 millones de ejemplares de Mein Kampf que se llegaron a publicar.

Según la magistrada, el acusado conocía de la autorización necesaria para editar, publicar y vender la obra, de la cual “prescindió entendiendo que la normativa alemana por la cual se concedía estos derechos a Baviera no eran conformes a su entender según su propia interpretación”.

 

Secciones
#OrainPolítica#OrainSociedad

Relacionado con