Eguzki alerta que la reapertura de Garoña conlleva un riesgo de seguridad inasumible

La organización ecologista recuerda que la central de Fukushima era "gemela" a la que ahora se pretende reabrir, que en caso de catástrofe afectaría de lleno a Navarra
Mapa de afecciones territoriales en caso de accidente nuclear.
Mapa de afecciones territoriales en caso de accidente nuclear.

La asociación ecologista Eguzki ha alertado hoy de que reabrir la central nuclear de Garoña supondría “un riesgo inasumible dadas la graves deficiencias, accidentes y catástrofes que se han producido en supuestos similares”, como en el caso de Fukushima (Japón), que albergaba una central “gemela”.

Eguzki se ha referido hoy en un comunicado al informe técnico al parecer favorable a la renovación de la licencia de explotación de Garoña (Burgos) que empezará a estudiar mañana el pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

La asociación ecologista ha acusado al Gobierno español y a Nuclenor, la empresa propietaria de Garoña y participada por Iberdrola y Endesa, de “dar pasos para ponerla en marcha nuevamente, anteponiendo con ello el interés económico en el corto plazo, a la seguridad de la ciudadanía y del medio ambiente”.

Ha alertado de que esta planta, ubicada en Burgos pero situada a unos 40 kilómetros de Vitoria, es una central “de primera generación, que ha superado la fecha de caducidad”, por lo que prolongar su vida útil supondría “un riesgo inasumible” desde el punto de vista de la seguridad.

Eguzki ha señalado además que los “intentos por utilizar las instalaciones como almacén nuclear o proceder a la reapertura” se están dilatando en el tiempo, lo que “juega a favor de su obsolescencia de materiales y agravación de riesgos”.

“Garoña debería haber estado cerrada hace mucho tiempo por vieja, peligrosa, innecesaria, estar amortizada y porque lo demanda la sociedad”, ha expuesto la agrupación ecologista, que ha exigido “una orden inmediata de predesmantelamiento, pues entonces será muy difícil volver atrás” y poner en marcha de nuevo.

En su nota Eguzki también critica la actuación del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), al que acusa de “actuar en todo momento bajo criterios e intereses políticos y empresariales”.

Secciones
#OrainPortada#OrainSociedad

Relacionado con