El informe realizado por la propia Guardia Civil desmiente la versión de los dos agentes agredidos en Altsasua y niega un linchamiento organizado

Los informes policiales realizados tanto por la Guardia Civil como por la Policía Foral sobre los hechos ocurridos en Alsasua el pasado día 15 de octubre constatan que no...
altsasu_foto610x342

Los informes policiales realizados tanto por la Guardia Civil como por la Policía Foral sobre los hechos ocurridos en Alsasua el pasado día 15 de octubre constatan que no hubo un “linchamiento o paliza organizada” contra los dos guardia civiles que fueron agredidos junto a sus parejas en un bar de la localidad navarra.

El informe de la Guardia Civil habla de “una agresión”, pero desdice a los dos agentes y desmiente la versión difundida hasta el momento que apuntaba a un linchamiento  por parte de unos 40 o 50 jóvenes de Alsasua.

Además, según publica Diario de Noticias citando fuentes judiciales, en las diligencias ampliatorias confeccionadas por la Guardia Civil no se aprecia un delito de terrorismo como pretende el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite), sino que señala a un delito de odio.

[Para leer más noticias sobre los detenidos de Alsasua]

La Guardia Civil ha remitido ya al Juzgado de Instrucción número 3 de Pamplona unas diligencias ampliatorias sobre los altercados. Este informe refrenda el atestado de la Policía Foral, que ya obraba en poder de la juez Mari Paz Benito, que instruye la causa por los delitos de atentado a agente de la autoridad y lesiones.

La Audiencia Nacional investigará los hechos

Sin embargo, y en contra de lo señalado en los informes de la Guardia Civil y Policía Foral, la Fiscalía de la Audiencia Nacional considera que la agresión puede encuadrarse en un delito de terrorismo y, por tanto, es de su competencia investigarlo.

Tras una denuncia presentada por Covite, la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela preguntó ayer a la Fiscalía que aclarara si era de su competencia investigar el caso, dado que el Juzgado número 3 de Pamplona ya había abierto diligencias.

En el escrito del Ministerio Público, el fiscal establece que “se trata de graves hechos delictivos contra la integridad física de miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad realizados con el propósito de atemorizar a colectivos que no comparten sus ideas y generando una grave alteración para la paz pública”.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 15 de octubre pero, según la Fiscalía, están enmarcados “dentro de la campaña de hostigamiento que sufren los agentes en determinadas localidades del País Vasco y Navarra“.

Por ello, considera la Fiscalía que el Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, presidido por la magistrada Carmen Lamela, es competente para investigar unos hechos que pudieran tratarse de un “supuesto delito de terrorismo”.

Los vecinos de Alsasua rechazaron el pasado sábado en una multitudinaria manifestación la versión que apuntaba a un linchamiento organizado y denunciaron que todo se trataba de un “montaje policial y mediático”.

Secciones
#OrainSucesos

Relacionado con