Empleo y Servicios Sociales vertebran el eje del anteproyecto de Presupuestos que se eleva a 3.883 millones

Supone una subida del 4,07% con respecto al año anterior, es decir, 151,8 millones de euros más
Mikel Aranburu, Consejero de Hacienda del Gobierno de Navarra | Foto: Parlamento de Navarra
Mikel Aranburu, Consejero de Hacienda del Gobierno de Navarra | Foto: Parlamento de Navarra

El Gobierno de Navarra ha aprobado este martes el anteproyecto de Presupuestos Generales de Navarra para 2018, que prevé un techo de gasto no financiero de 3.883 millones de euros, una subida del 4,07% con respecto al año anterior, lo que supone 151,8 millones de euros más. Además, el gasto financiero supondrá para el próximo ejercicio 274 millones de euros.

El consejero de Hacienda y Política Financiera, Mikel Aranburu, ha afirmado en rueda de prensa que “las áreas sociales son las que cuentan con un mayor peso en el presupuesto y representan el 55,4% del gasto total no financiero”.

Aranburu ha asegurado que estos presupuestos “representan la consolidación del importante incremento presupuestario acometido el año anterior y con un peso notable en las áreas sociales así como en el estímulo a la economía”.

El documento será enviado ahora para su estudio e informe al Consejo Económico y Social, a la Comisión Foral de Régimen Local y al Consejo de Medio Ambiente para ser aprobado definitivamente como proyecto de ley foral. Posteriormente, se remitirá al Parlamento de Navarra para su debate y aprobación.

El presupuesto de Desarrollo Económico ha crecido un 9,5% respecto al presupuesto del año anterior y su techo de gasto asciende a 243 millones. Su objetivo principal sigue siendo “la creación de empleo de calidad, apoyando la actividad económica e intensificando las ayudas a la innovación así como promoviendo un desarrollo equilibrado del territorio”, según. En este sentido, destaca el presupuesto de 38,5 millones (3,9% más que el presupuesto de 2017) para política económica, empresarial y trabajo y, en concreto, el incremento de un 56% de las partidas destinadas a los planes comarcales de Sakana, Ribera, Estella y Zona Media. También es significativo el incremento de recursos a la I+D+I con un importe total de 35 millones de euros.

El incremento presupuestario en Derechos Sociales, de un 4,89% respecto a 2017 (19% respecto a 2016), “va a hacer posible asimismo poner en marcha el nuevo acuerdo con los agentes sociales en materia de políticas activas de empleo dentro del futuro Plan de Empleo con una inversión de 188 millones en los próximos años (46,5 millones en 2018) para centrarse en el apoyo a la formación de trabajadores, el apoyo a las empresas y autónomos y la inserción laboral de colectivos con dificultades como parados de larga duración, personas en discapacidad, mujeres y gente joven”.

El presupuesto va a permitir también “reforzar” el trabajo en materia de atención a la dependencia y la discapacidad y poner en marcha el Plan de Familia, Infancia y Adolescencia, así como el Plan de Vivienda de Alquiler Social y la promoción de la rehabilitación.

De esta forma, se comenzará a ejecutar la segunda fase del plan de vivienda en alquiler social (524 viviendas nuevas); se va a implementar una nueva ayuda para contratar cuidadores profesionales a domicilio de personas dependientes (la previsión es de un incremento de ayudas para 3.400 contratos cuando la medida esté plenamente desarrollada) o se van a consolidar los incentivos para mantener y potenciar hasta 4.000 empleos de jóvenes, personas con discapacidad y parados de larga duración.

La sanidad se recoge por el Gobierno como “una de las prioridades” del anteproyecto, con un presupuesto que asciende a 1.059 millones, el más elevado del Ejecutivo. En 2018, “el compromiso por la mejora de la salud se refleja en la apuesta por la Atención Primaria como eje del sistema sanitario público que incrementa su presupuesto un 4,6% hasta alcanzar los 154 millones”.

Con objeto de implementar, una vez se apruebe, la Estrategia de Atención Primaria, se van a destinar cerca de 3 millones de euros para refuerzos de personal y para la adquisición de equipamiento médico (ecógrafos, equipos de rayos X, retinógrafos, etc.) aumentando así la capacidad resolutiva de los y las profesionales en este ámbito.

De igual modo, destacan diversas actuaciones previstas en materia de infraestructuras como son la ejecución de las obras del Centro de Salud de Doneztebe-Santesteban, la ampliación y reforma del Centro de Salud de Tafalla, la reforma del Centro de Salud de San Adrián o la aprobación del proyecto y licitación de las obras del Centro de Salud de Lezkairu, entre otras.

Asimismo, implementar el nuevo modelo de transporte sanitario, comarcalizar las urgencias rurales y la atención sociosanitaria son otros de los objetivos prioritarios. En concreto, para la internalización del servicio de emergencias se prevé destinar en torno a 1 millón de euros.

Otra línea estratégica es la reducción de listas de espera, para lo que se han presupuestado 1,5 millones en materia de personal. Y para avanzar en equidad, se consideran decisivas las ayudas al copago farmacéutico que en 2018 contarán con 2 millones de euros, que podrán beneficiar a un total de 242.000 personas.

La educación incrementa su presupuesto un 1,29% hasta alcanzar los 651 millones de euros. Esto supone una subida del 8,41% respecto a los presupuestos de 2016. Entre otras acciones, se contempla el incremento en cerca de medio millón de euros para los convenios con Ayuntamientos para la escolarización de 0 a 3 años, con un importe total de la partida de 9 millones; se invertirán 700.000 euros más en becas de enseñanza, transporte, comedor, residencia y ayuda extraordinaria y se incrementará en más de 600.000 euros la inversión para garantizar la gratuidad de los libros de texto.

Destaca además la inversión en tecnologías educativas, que aumenta un 58%. Con ello se prevé la puesta en marcha de un proyecto piloto con una dotación de ordenadores personales, con aplicación del modelo ‘un alumno = un dispositivo’. Unido a esto se trabaja en la infraestructura de la necesaria instalación que permita la conectividad de todos los centros de Navarra, para lo que Educación aportará 2,5 millones.

En cuanto a la educación superior, el acuerdo plurianual de financiación con la UPNA se incrementa en 2,5 millones. Dentro de dicha cuantía se contempla la implantación de los nuevos grados en relación con la Medicina y las aplicaciones médicas: Ingeniería biomédica, Biotecnología y Ciencia de datos (con aplicaciones en Medicina, industria o la banca).

Además, la actividad educativa viene marcada por los planes estratégicos que se implementarán en 2018: Plan Estratégico de Formación Profesional, Plan de Coeducación Skolae y Plan de Atención a la Diversidad y que incluyen mayor inversión en la formación del profesorado con un aumento de 100.000€. También aumenta en 90.000 euros la inversión para hacer frente a las nuevas demandas en formación en pedagogías activas, como línea estratégica del departamento.

Secciones
#OrainEconomía#OrainPolítica#OrainPortada

Relacionado con