Esparza advierte a Rajoy de que no cuente con ellos si impulsa el fin del castigo a las familias de los presos y acaba con el alejamiento

El presidente de UPN, Javier Esparza, da una vuelta de tuerca más a su deriva derechista y ha advertido al Gobierno de España de que, “si se sienta con...
Javier Esparza 2

El presidente de UPN, Javier Esparza, da una vuelta de tuerca más a su deriva derechista y ha advertido al Gobierno de España de que, “si se sienta con los Gobiernos navarro y vasco para impulsar el proceso de acercamiento de presos de ETA como pretenden Urkullu, Barkos y los herederos de ETA, no cuente con UPN para nada”. Esparza ha obviado citar a PSOE, Podemos, Izquierda Unida y decenas de organizaciones defensoras de los derechos humanos que, desde hace años, abogan por no penalizar a las familias de los presos de ETA teniéndose que desplazar cientos de kilómetros para ver a sus familiares.

Esparza ha respondido así a la declaración conjunta realizada por los presidentes de la Comunidad Foral de Navarra y del País Vasco en el Señorío de Bertiz tras la disolución de ETA, “un acto que vuelve a evidenciar la sumisión de Barkos a Urkullu”, ha destacado el presidente regionalista en una nota.

Para Esparza, “es vergonzoso las urgencias que manifiestan Barkos y Urkullu en relación con los presos de ETA”. “Después de 60 años de asesinatos injustificados, en el día en el que ETA desaparece no podemos estar priorizando la situación de los asesinos de ETA encarcelados, sino que debiéramos estar dando el protagonismo a las víctimas que han sufrido la barbarie terrorista”, ha afirmado con su cinismo habitual ya que nadie plantea la situación de los presos de ETA sino que sus familiares no tengan que desplazarse cientos de kilómetros de forma regular a la vez que, una vez más, ha falseado la realidad ya que tanto Uxue Barkos como Iñigo Urkullu llevan muchos años solicitando el acercamiento de los presos.

A este respecto, ha criticado que “ni el Gobierno vasco ni el navarro exijan a ETA que colabore para esclarecer los 358 asesinatos sin resolver a día de hoy ni tampoco exijan a Josu Ternera que se entregue a la justicia española y pague por los crímenes cometidos”. “En cambio, sí centran sus peticiones en este momento en la situación de los presos, es inaceptable, y desde luego no se corresponde con lo que esperaba la mayoría de la sociedad navarra”, ha agregado, olvidándose por completo de los 55 asesinatos cometidos por los diferentes aparatos del Estado (Triple A, Batallón Vasco Español,  GAL) que todavía, ni siquiera han llegado a juicio, a pesar de que sería relativamente fácil encontrar a los culpables.

A este respecto, ha abogado por que la política penitenciaria se desarrolle “con criterios judiciales y no con acuerdos entre Gobiernos que supongan ventajas y concesiones, debe basarse en la legalidad y estar al margen de intereses partidistas”. “No puede ser un trueque ni decidirse en una mesa con los nacionalistas vascos”, ha dicho, obviando que la legislación tanto estatal como internacional aboga por el cumplimiento de las penas lo más cerca del domicilio del preso y que la medida del alejamiento de los presos de ETA fue una medida única y exclusivamente política.

 

 

Secciones
#OrainPolítica#OrainPortada

Relacionado con