Fallece Ueli Steck, el montañero suizo que pasó junto a Iñaki Ochoa de Olza sus agonizantes últimas horas

Su cuerpo ha aparecido en el campo base del Nuptse, junto al Everest, y el accidente mortal ha tenido lugar esta mañana
Ueli Steck. Foto: Desnivel
Ueli Steck. Foto: Desnivel

Ueli Steck ha muerto en el Nuptse. Por el momento hay pocos datos sobre el accidente. La noticia ha sido confirmada tras aparecer su cuerpo en la base del Nuptse. El accidente ha tenido lugar hoy por la mañana, un hecho que corrobora un tuit del alpinista catalán Ferrán Latorre, que hoy mismo confirmaba que ayer comió con Steck en el campo 2 de la ruta normal de Everest, en la que se halla el Nuptse (7.861 metros). Se trata del primer accidente mortal que tiene lugar esta temporada en el Everest. Su cuerpo ha sido recuperado en helicóptero y está siendo llevado a Katmandú, según informa en su edición digital la revista Desnivel.

Ueli Steck, junto Tenji Sherpa se preparaba para intentar la travesía Lhotse-Nuptse sin oxígeno. Había alcanzado el campo 2 aclimatando y parece que realizaba una ascensión al Nuptse dentro de este proceso de aclimatación-entrenamiento. Antes de partir, el pasado día 26, había escrito en su página de Facebook: “Ascensión rápida desde el campo base hasta los siete mil metros y regreso. Creo en aclimatar de manera activa. Es más efectivo que pasar noches en altura”

Su compañero Tenji Sherpa había sufrido congelaciones pero, según había comentado Ueli parecía que se estaba recuperando y pronto iban a poder estar de nuevo juntos en la montaña.

Uno de los de Iñaki Ochoa de Olza

Ueli Steck alcanzó cierta notoriedad entre los aficionados a la montaña ya que fue quién subió en un tiempo récord desde el campo base hasta el lugar en donde se encontraba agonizando el montañero navarro Iñaki Ochoa de Olza, a 7.400 metros en el Annapurna, con la finalidad de tratar de ponerle una inyección de dexametasona, la medicina con la que en altitud se trata de paliar los efectos de edemas pulmonares y cerebrales.

A su vez, le realizó el relevo al montañero rumano Horia Colisabanu que se quedó durante tres jornadas junto a Ochoa de Olza y comenzaba ya a sentir serios problemas. Steck le puso la dexametasona y se quedó con el navarro en la arista Este del Annapurna durante 24 horas sin apenas comida ni bebida, pero la mañana del viernes 23 de mayo de 2008 el navarro fallecía. El suizo fue quién tuvo que comunicar la fatal noticia, dar sepultura a Ochoa de Olza y descender hasta el campo base.

Secciones
#OrainOtrosDeportes#OrainPortada

Relacionado con