Fraude | Pamplona ha retirado este año 112 tarjetas de estacionamiento para personas con discapacidad

La Policía Municipal detectó una tarjeta adjudicada a una persona fallecida y, además, manipulada por la persona que la poseía
Plaza Aparcamiento Discapacidad

La Policía Municipal de Pamplona ha retirado durante 2017 un total de 112 tarjetas de estacionamiento para personas con discapacidad por el uso fraudulento que se hace de ellas. Se ha llegado a detectar, incluso, hay un caso concreto de una tarjeta adjudicada a una persona fallecida y, además, manipulada por la persona que la poseía.

La mayor parte de los incumplimientos detectados tienen que ver con la utilización de la tarjeta por personas usuarias no autorizadas y sin que la persona discapacitada a la que se le concede viaje en el vehículo.

De esas 112 tarjetas retiradas, 41 habían sido concedidas por el Ayuntamiento de Pamplona y 71 habían sido expedidas por otros consistorios. En algunas ocasiones se han requisado tarjetas manipuladas o falseadas e, incluso, existen casos de personas reincidentes a las que se les ha retirado la tarjeta en dos o tres ocasiones.

La Policía Municipal realiza controles sobre su utilización para detectar los incumplimientos, que van en detrimento de las personas que realmente necesitan esas tarjetas y las usan conforme a la normativa, según ha explicado el Ayuntamiento en una nota.

Sanción de 500 euros

El uso fraudulento de este tipo de tarjetas conlleva desde una sanción administrativa de 500 euros hasta la tramitación de un atestado ante la autoridad judicial por un presunto delito de falsificación de documento público.

Desde la entrada el vigor de la normativa europea, las tarjetas de estacionamiento para personas con alguna discapacidad se adjudican al titular y no están vinculadas a ninguna matrícula de vehículo en concreto.

> Leer más: “Te cambio mi plaza de aparcamiento por tus piernas”, por Juan Arconada

De esta forma, la persona con discapacidad puede ser trasladada con cualquier vehículo y sin la obligación de ir en uno en particular.

Únicamente puede usarse cuando en el vehículo viaje la persona discapacitada o cuando se le vaya a buscar o dejar. El uso de estas tarjetas se regula por el Real Decreto 1056/2014 de 12 de diciembre y por la Ordenanza de Tráfico de Pamplona, que se adaptó este nueva normativa.

El principal objetivo de este control es garantizar el correcto uso de las tarjetas por las personas autorizadas y que verdaderamente las necesitan, evitando su utilización fraudulenta por otras personas que ocupan de forma ilegal unas plazas de estacionamiento reservadas a personas con discapacidad.

La Policía Municipal controla las zonas reservadas para estas personas, con especial atención en toda la parte central de la ciudad y en las inmediaciones del Complejo Hospitalario de Navarra. Se tiene previsto continuar con esta campaña para evitar el fraude en este tipo de tarjetas.

Secciones
#OrainPortada#OrainSucesos

Relacionado con