Un genio incomprendido (Un artículo de Jon Spinaro)

La holandesa Barbara Stok recrea en una estupenda novela gráfica los cerca de dos años que Van Gogh pasó en la localidad francesa de Arlés
Van Gogh

Firma: Jon Spinaro

De Van Gogh se puede decir que es escritor que a todo el mundo le suena de algo, y no es un chiste fácil en referencia al grupo musical donostiarra al que da nombre. Casi todo el mundo conoce algún detalle de la vida del pintor neerlandés, uno de los principales exponentes del postimpresionismo, célebre por su obra especialmente famoso por el acontecido de la automutilación de su oreja tras una acalorada discusión mantenida con otro pintor, Paul Gauguin.

Algunos pueden conocer algo más de su vida si han tenido la buena idea de ver alguna vez la película El loco del pelo, dirigida por Vincente Minnelli, y que contó con la actuación de Kirk Douglas en el papel de Van Gogh y de Anthony Quinn, quien precisamente logró el oscar al mejor actor secundario por su interpretación de Gauguin.

Pero en realidad tampoco se sabe tanto de él más allá del éxito alcanzado por sus cuadros, que no disfrutó en vida, y de sus problemas de salud mental. Ahora, desde su país natal nos llega Vincent, una estupenda novela gráfica de Barbara Stok, quien invirtió más de dos años en crear esta obra centrada en el tiempo que el genial pintor pasó en el sur de Francia, un período breve pero intenso durante el cual Vincent soñaba con fundar una casa en la que él y sus amigos pudieran vivir y trabajar consagrados a su arte. Se trata de una obra que arrastra ya un notable éxito, traducida a 15 idiomas y que se ha convertido en la novela gráfica más difundida de los Países Bajos.

Van Gogh

Es un trabajo magnífico que arranca en el viaje de Vincent Van Gogh a Arlés con el objetivo de lograr dedicarse a la pintura y crear esa casa que acogiera a sus amigos pintores. Con un dibujo sencillo, casi naif, curiosamente Stok consigue reflejar y plasmar magníficamente en cómic el alma de los cuadros y del color de las pinturas del artista holandés y bucea en lo más profundo de su personalidad. Todo ello con una estupenda utilización del amarillo, un color muy presente en toda su obra y que a día de hoy sigue dando pie a infinidad de hipótesis, estudios y conjeturas.

Vincent tampoco es una biografía al uso ya que se centra en el no demasiado largo espacio de tiempo que pasó en el sur de Francia y en sus reflexiones sobre el arte, la luz del sol y los colores, todo ello ayudado de las cartas que envía a su hermano Theo, tratante de obras de arte y verdadero mecenas del pintor. Theo le protegió y cuidó a lo largo de su vida, buscando que el público pudiera apreciar que en sus obras había algo que le salía del corazón. Poco a poco, además, Barbara Stok irá colando en sus páginas claras referencias a algunas de las obras más conocidas del pintor y nos irá desvelando la evolución de sus problemas de salud mental, derivando en el famoso episodio que terminó con el corte de la oreja tras una discusión con Gauguin. Van Gogh siempre sintió una admiración no correspondida por Gauguin e incluso preparó “la casa amarilla” para compartirla con él en Arlés, pero la relación de apenas duró dos meses. Fue quizás una de las más tormentosas de la historia del arte, finalizando cuando el holandés, presintiendo la separación, se cortó la oreja.

A partir de ahí vendrá el encierro en centros de salud mental y una situación personal que el propio Vincent define como “terrores internos que no puedo nombrar y después sensación de vacío y fatiga mental”. Llegará un periodo de internamiento en el manicomio de  Saint-Paul-de-Mausole, donde también pintará algunos cuadros en los que se aprecia su estado de ánimo, antes de su reencuentro final con Theo.

 Vincent es una novela gráfica realizada desde una gran admiración hacia Van Gogh buscando esa comprensión hacia el genial autor holandés y que éste sólo encontró en su hermano en vida y en el público en general años después de su trágica muerte.

Secciones
#OrainKulturayOcio

Relacionado con