Guardias civiles reconocen que Ospa no es un movimiento violento y que no hay ningún documento que lo vincule a ETA

Las contradicciones entre las testificaciones de los agentes y el falso relato creado siguen siendo la tónica generalizada en la séptima sesión del juicio
Alsasua

En la séptima sesión del juicio del ‘caso Alsasua’ han declarado tres peritos de la Guardia Civil que realizaron el informe en el que se basa la acusación de terrorismo contra los ocho jóvenes navarros.

Los guardias civiles han señalado que ETA “fagocitó” la campaña ‘Alde Hemendik’ y, como muestra de ello, citan varios textos publicados por la organización actualmente desarmada en sus boletines internos ‘Zutabe’ y ‘Zuzen’.

Asimismo, aseguran que ETA ordenó a “organizaciones de su entorno” activar la campaña que pide la marcha de las Fuerzas de Seguridad del Estado de Euskal Herria y que, aunque algunos organismos –han citado a Segi, Askatasuna y Ekin- se disolvieron, “se crearon otros como Sortu o Ernai” y que, en el caso de Alsasua, en 2011 se fundó Ospa Mugimendua para continuar con dicha campaña. Cabe añadir que 2011 fue el año en el que ETA anunció su despedida definitiva e irrevocable como organización armada.

“En ningún momento estamos diciendo que estos señores estén integrados en ETA o colaboren con ETA, sino que han generado violencia que viene de unas directrices de ETA. Se trata en definitiva de generar violencia con objetivos políticos”, han añadido.

Por su parte, la abogada de la defensa, Amaia Izko, ha recordado que la mayoría de los documentos aportados en el informe de la acusación son de la década de los 90 y ha preguntado si hay algún documento que vincule al Movimiento Ospa con ETA, ante lo que uno de los guardias civiles ha contestado que “no”.

En otro momento de la jornada de hoy, se ha hecho alusión a documentos incautados en 1980, seis años antes de que naciera el acusado que se sienta en el banquillo de más edad.

A preguntas de la defensa, los agentes también han reconocido que las iniciativas de Ospa Mugimendua no son violentas y, aunque su informe cita el ‘Ospa Eguna’ como “la máxima expresión de violencia” de este movimiento, “no se ha abierto ningún procedimiento por ello”.

Asimismo, han reconocido que la exigencia para que las Fuerzas de Seguridad del Estado abandonen Euskal Herria es una “reivindicación popular” que se da desde los años 70. “Incluso el PNV lo pide, pero sin violencia”, ha señalado uno de los tres guardias civiles.

Secciones
#OrainPolítica#OrainPortada

Relacionado con