Hemeroteca | ‘Expectación en Pamplona ante la manifestación de hoy contra Euskadi’, un incunable de El Pais

Hace 40 años, la derecha navarra también utilizó la postverdad para convocar una manifestación en Pamplona contra sus demonios
Imagen de la manifestación del 3 de junio de 1977 en Pamplona. Foto: La Gaceta del Norte
Imagen de la manifestación del 3 de junio de 1977 en Pamplona. Foto: La Gaceta del Norte

40 años después, la historía inacabada se repite. Traemos hoy a colación uno de esos escritos que los periodistas calificamos como incunables y que viene que ni piripintado para la manifestación de esta tarde. 40 años más tarde, la historia se repite, el monotema sigue vigente y los argumentos siguen siendo parecidos a pesar de que hayan transcurrido 14.500 días. La Navarra Eterna sigue con el mismo argumentario de hace 40 años, lo que les da de comer.

Transcribimos la crónica íntegra que el periodista navarro Fermín Goñi publicó en las páginas de El País hace 40 años.

Firma: Fermín Goñi (El País, 3 de diciembre de 1977)

“EXPECTACIÓN EN PAMPLONA ANTE LA MANIFESTACIÓN DE HOY CONTRA EUSKADI”

“De no llegar contraórdenes del Ministerio del Interior, la manifestación convocada por la Diputación Foral de Navarra, para la una y media de esta tarde, que no ha solicitado la preceptiva autorización del Gobierno Civil de Navarra, se celebrará a pesar de la oposición de los partidos navarros -todos excepto UCD y AP- que considera que la Diputación está utilizando sin escrúpulos el atentado de ETA contra el comandante Imaz, mezclando este tema con la autonomía de Euskadi.

Ayer se notaba cierta tensión en la calle debido a la presencia de jóvenes que repartían panfletos con el siguiente texto: «Navarra, sí; Euskadi, no; ven el día 3, a las doce, en la catedral y después, a la plaza del Castillo. ¡Viva Navarra católica y foral! ». Durante todo el día de ayer se produjeron algunos enfrentamientos verbales entre personas de distintas ideologías sin que en ningún momento se pasara a las manos.En opinión de catorce partidos la convocatoria de la manifestación constituye «una manipulación intolerable de las conciencias políticas de los navarros a los que se, les lanza a la confusión y al odio fractricida, desde una institución que pertenece a todos los navarros y que está formada por quienes poseen como único título la herencia del franquismo». Los partidos denuncian la irregularidad legal de la convocatoria subrayando «la coincidencia de esta actuación en el estilo y los objetivos con la de algunos partidos políticos que tratan de confundir a los navarros diciéndoles que vínculos confederativos con el resto del País Vasco, como los previstos en el régimen preautonómico, que respetan plenamente la personalidad foral de Navarra, resultan contrarios a sus intereses».

Por su parte, la UCD de Navarra, en otro escueto comunicado señalaba «que el profundo respeto que le merece el primer órgano foral está por encima de las notables discrepancias de nuestro partido con la línea política de la Diputación; en su virtud, entiende que evitando toda diferenciación de partido y toda utilización de los móviles de aquella convocatoria para otros fines que los propuestos, por una Navarra foral democrática y española, los militantes de UCD que acudan lo harán como navarros a título personal».Sin embargo, Jesús Aizpún, diputado de UCD, en un artículo, publicado en los diarios locales señalaba ayer en un tono cercano al lenguaje de la extrema derecha, que «Navarra no va a ceder; no va a renunciar a su estatus jurídico, fruto de su pasado histórico. No va a permitir que se le arrebate el privilegio y el legítimo orgullo de formar parte de la patria hispánica. Se nos habla de razones de Estado. Y éstas son precisamente las que no pueden permitir la anexión de Navarra a Euskadi, que constituye, nadie lo duda, la cimentación de una futura república independiente llamada Euskadi. Estos nos obliga respetuosamente, pero con la cabeza , bien aIta, a preguntar: ¿Es consciente el rey don Juan Carlos de este problema que atañe a la integridad de su reino? Tenemos que creer que sí. ¿Se percata el Gobierno de que vendiendo Navarra no se solucionaría el problema vasco porque seguirá en pie la bandera de la independencia y de que habrá creado otro problema, el de Navarra? Nos consta que sí. ¿Va a permitir el Ejército español que se comience a romper la unidad de España? Creemos que la duda ofende».

Sobre este punto, el PSOE, mediante un comunicado en el que no se mostraba partidario a la manifestación de hoy, puntualizaba que los planteamientos que sirven de base a la convocatoria son radicalmente falsos: « El proyecto de decreto-ley sobre el régimen preautonómico para el País Vasco, ni implica una ruptura de Ia unidad de España ni atenta contra el régimen foral de Navarra.»

Incluso, once consejeros forales, entre ellos Manano Zufiaur, secretario general del Partido Carlista de Euskadi, Carlos Garaycoechea, presidente del consejo nacional ,del Partido Nacionalista Vasco; Tomás Caballero, ex alcalde de Pamplona, y Javier Yaben, miembro de la gestora para la amnistía de Navarra, han hecho un escrito en el que consideraban inadmisible la convocatoria oficial de la Diputación, señalando que. era una maniobra que sólo conduce al enfrentamiento entre navarros.

En parecidos términos se manifestaban ayer todas las centrales sindicales de la provincia, señalando que «es inadmisible que una parte mayoritaria de la Diputación, siguiendo los lemas de Fuerza Nueva, Comunión Tradicionalista, Alianza Foral de Navarra, y en consecuencia con postulados esenciales de UCD, utilice los Fueros de Navarra, el prestigio de la Diputación y posiblemente sus fondos, que son patrimonio de todos los navarros, para los fines partidistas de las fuerzas anteriormente citadas. Si Fuerza Nueva, Comunión Tradicionalista, Alianza Foral o UCD quieren convocar una manifestación, que lo hagan como tales. Pensamos que tienen perfecto derecho, pero no al amparo de la Diputación».Sin embargo, el vicepresidente de la Diputación Foral de Navarra, Amadeo Marco, ha dirigido durante los últimos días una carta a un grupo de alcaldes de Navarra, invitándoles a que organicen el desplazamiento a Pamplona de «la representación de esta localidad, esperando que sea lo más nutrida posible». En un adjunto a la carta, Marco precisa a los alcaldes que «tanto si publicáis bando como otro tipo de propaganda, es sumamente interesante, a objeto de organización, sepáis el número de personas que piensen desplazarse en autobús y contratar los que se precisen. Con los gastos de autobús corre la Junta Navarra de Defensa Foral». En este sentido los catorce partidos que la noche del jueves se manifestaron en contra de la convocatoria, decidieron también nombrar una comisión jurídica que investigará la posible malversación de fondos y medios «de todos los navarros en la convocatoria de esta manifestación»”

Secciones
#OrainPolítica#OrainPortada

Relacionado con