Hemingway, un guía “de nobel” para promocionar Euskadi

Euskadi promociona el destino Basque Country siguiendo los pasos de Ernest Hemingway que, además de en Pamplona, estuvo en varios sitios del País Vasco durante sus estancias a principios...
hemingway

Euskadi promociona el destino Basque Country siguiendo los pasos de Ernest Hemingway que, además de en Pamplona, estuvo en varios sitios del País Vasco durante sus estancias a principios del siglo XX.

Un grupo de periodistas chinos de National Geographic Traveller interesados en realizar un viaje para dar a conocer las andaduras de Hemingway por todo el Estado y también por Euskadi, se puso en contacto con Basquetour-Agencia Vasca de Turismo, a través de la Oficina Española de Turismo de Pekin.

Así surgió la primera de las actuaciones promocionales de “Euskadi tras las huellas de Hemingway” organizada de manera conjunta por Basquetour- Gobierno Vasco, las 3 capitales y la comarca de Urdaibai.

Los periodistas estarán en Euskadi hasta el día 19 acompañados por el escritor vasco Edorta Jiménez, gran conocedor de la presencia de Hemingway entre nosotros, y que actuará de guía especializado.

John Hemingway, nieto del Premio Nobel, estará también en dos de las etapas del viaje, concretamente en Urdaibai y en Bilbao, invitado por Urremendi, la asociación de Desarrollo Rural de la Comarca de Urdaibai, y por Bilbao Turismo. John Hemingway, también escritor, vendrá por primera vez a Euskadi gracias a Mertxe Begiristain, gerente y “alma mater” del establecimiento Astei de Ea que, en breve abrirá en Kanala una casa rural tematizada en torno a la figura de Ernest Hemingway, precisamente, por su conexión con este municipio costero.

Donostia fue uno de los lugares favoritos del escritor en aquella época de principios del siglo XX, su auténtica Belle Époque. Se ha dicho que la ciudad le gustaba especialmente para descansar, aunque no es exactamente así. Hemingway, si se sentía a gusto en un lugar, escribía en ese sitio. Así es que The Sun Also Rises , conocida como Fiesta, su primera novela, la acabó de escribir en la capital guipuzcaoana y en Hendaia.
La Concha era sin duda una de las playas predilectas de Ernest Hemingway. Así lo reflejan numerosas fotografías de los años veinte (1926 y 1927) que lo dejaron retratado en bañador junto a su segunda esposa, Paulin Pfeiffer.

A partir de su primer retorno tras la guerra en 1953, siguió viniendo a San Sebastián en varias ocasiones. Aquí estuvo en aquel 1959 del que dejó constancia en el libro The Dangerous Summer, El verano peligroso. Ese verano se alojó en el Maria Cristina y nos deja la anécdota impagable de su encuentro con José de Arteche que llevó a la publicación en euskara de The Old Man and the Sea(Agurea ta itsasoa, Itxaropena, Zarautz), para la que renunció expresamente a sus derechos de autor.

No fue la última vez que acudió a la ciudad, ya que en 1960, su último año completo de vida, también la visitó, siendo retratado en el coso del Chofre por la revista El Ruedo.

Secciones
#OrainKultura

Relacionado con