Histórico: el Club Atlético Osasuna paga los últimos 1,2 millones de euros y ya no debe nada a Hacienda

Anuncia un acuerdo con el Gobierno de Navarra para cancelar la última deuda que tenía pendiente y que le costó una denuncia por delito fiscal
OSASUNA | ESTADIO EL SADAR

Osasuna esta a solo un paso de poner punto final al episodio más bochornoso de su historia reciente: el agujero que hizo entre 2002 y 2014 en las arcas de todos los navarros que ha provocado un rosario de denuncias por delitos fiscales. En total y por todos los conceptos, una deuda por encima de los 75 millones de euros.

Si la semana pasada el club zanjaba la deuda incluida en la Ley de Reestructuración de la Deuda de Osasuna aprobada en noviembre de 2014 en el Parlamento de Navarra, hoy el presidente Luis Sabalza ha cerrado el acuerdo con la Hacienda Tributaria de Navarra para pagar los 7 millones de euros impagados entre 2010 y 2014 (mandatos de Pachi Izco y Miguel Archanco) y que afloraron en la auditoria interna que siguió a la aprobación de la Ley Osasuna y en las sucesivas inspecciones fiscales a las que se ha visto sometida la entidad desde 2014.

Según el comunicado publicado a primera hora de la tarde de hoy por Osasuna, el club reconoce una deuda de 5,8 millones de euros generada entre 2010 y 2013 por impago de las cuotas de IVA y de retenciones de IRPF, se compromete a pagarla y, además, a abonar los intereses. En total, 7 millones de euros.

De ellos, 1,2 millones los abonará de forma inmediata porque el resto, 5,8 millones ya fueron depositados por el club en los juzgados en el primer movimiento realizado para alcanzar este acuerdo al que ya solo le faltará que el asunto se resuelva en sede judicial, donde la Fiscalía mantiene la denuncia por delito fiscal que interpuso y que, además, sigue alcanzando a los responsables del club en el periodo sometido a investigación: Pachi Izco y Miguel Archanco.

Todo ello se concretará en las sentencias que se dicten en los procedimientos penales que se están instruyendo; es decir, el proceso penal continúa por lo que a conformidad expresada por el Club podrá servir para atenuar la multa que se pueda imponer.

Una multa que previsiblemente rondará los 1,5 millones de euros, según los especialistas en materia tributaria y que, además, irán a a parar a las arcas del Estado. Hasta ahora, todas las cantidades abonadas por Osasuna han sido reintegradas a la Hacienda Foral.

Qué va a pagar Osasuna

El Club Atlético Osasuna paga ahora los importes derivados de la regularización de las cuotas de IVA de los años 2010 a 2013, así como de las cuotas de retenciones de IRPF de los años 2012 y 2013.

Quedan excluidas las retenciones e ingresos a cuenta del IRPF de los años 2010 y 2011 (1,8 millones) en virtud del principio non bis in ídem, por el cual, no puede sancionarse más de una vez un mismo hecho.

Por otra parte, Osasuna se ha comprometido al pago inmediato de las actas liquidadas tanto al club como a la Fundación Osasuna, por un importe cercano a los 890.000€. En este caso no son deudas afectadas por el procedimiento penal, pero permiten dar por terminado el proceso de regularización de las obligaciones tributarias de Osasuna en su totalidad.

De esta manera, después de que el Club hubiera liquidado la deuda contemplada en la Ley Foral 26/2014, de dos de diciembre, al abonar los 9,7 millones pendientes, ahora ha saldado también la relativa a los procedimientos penales.

En su comunicado oficial, Osasuna afirma que la puesta al día con la Hacienda foral le permite “dejar de mirar al pasado con angustia” para volver a estar en “disposición de crecer” centrado en el futuro”a tres años” de un centenario como “la institución deportiva más representativa de Navarra”.

Un club que en todo este proceso ha visto como tenía que desprenderse de todo su patrimonio, incluida sus dos joyas: el Estadio de El Sadar y las Instalaciones de Tajonar.

Secciones
#OrainOsasuna#OrainPortada

Relacionado con