Idoia Iribertegui: “La gente acaba recurriendo a Internet para ligar porque es fácil y te permite acceder a muchas personas”

La autora acaba de publicar su primera novela gráfica; 'Olivia y el sexo'
Iribertegui, Idoia

Firma: Jon Spinaro

Idoia Iribertegui, vive en Huarte, es ilustradora y diseñadora gráfica y trabaja desde 2004 para distintas editoriales y clientes. Hasta el momento ha publicado cinco libros como autora e ilustradora de su personaje Lolita Butterfly (Glénat Ediciones, Ediciones B) y más de una docena como ilustradora. Aunque no es su estreno en el formato del cómic, Olivia y el sexo, con guión de Alicia Galloti, es su primera novela gráfica y su primer contacto como autora con el público adulto.

Se trata de una novela gráfica fresca y atrevida sobre el mundo del sexo y las citas. La historia gira en torno a Olivia, quien acaba de romper con su novio y, animada por su grupo de amigas, decide que a partir de ahora va a pasárselo bien, tener buen sexo sin compromiso, llevar a cabo sus fantasías más atrevidas y, sobre todo, evitar relaciones estables. En esta búsqueda de nuevas sensaciones, Olivia se encontrará con todo tipo de enredos, vivirá experiencias sexuales inesperadas, enamoramientos fugaces, desengaños, pero, sobre todo, mucho, mucho placer

                  ¿Cómo surge la colaboración con Alicia Galotti para crear esta novela gráfica?

                  Desde la editorial estaban buscando alguien que pudiera ilustrar esta historia y pensaron que yo podría ser quien la dibujara. A través de mi agente nos conocimos y se acordó la colaboración. Estas cosas suelen funcionar así

                 A partir de ahí, te llega el guión y… ¿qué piensas cuando lo lees y ves sobre qué trata?

                 En principio me sorprendió mucho porque no sabía que le hilo conductor iba a ser el sexo. Yo había hecho unos bocetos porque sabía que iba sobre una chica joven que vivía en Barcelona y me hice una composición del contexto, pero cuando los vieron me dijeron que eso no era lo que estaban buscando y me explicaron sobre qué iba la historia. Me quedé un poco sorprendida pero luego ya vi que la guionista era una sexóloga. Hablé con Alicia, me pareció muy bien lo que me comentó y me dije “pues mira, para adelante”.

                     Entiendo que en una de las primeras cosas que te plantearías era el ver hasta donde llegar con los dibujos y decidir si las escenas tenían que ser más o menos explícitas

                    La idea principal de Alicia es que no fuera para nada algo que se pudiera considerar como porno, que no hubiera nada explícito, pero sí que fuera erótico, y en el que destacase más lo que se dice que lo que se ve, y en ese sentido me fue orientando bastante y dándome algunas pistas, porque si entras en Internet… uf, encuentras de todo. Entonces Alicia me fue diciendo algunas pautas, por ejemplo sobre cómo tenían que ser algunas posturas de los personajes, porque es una materia que ella controla más (risas)

                      ¿Y a partir de ahí?

                      Lo que yo intenté es que las relaciones sexuales que aparecen durante la obra fueran variadas, ella planteaba que experiencia sexual había y yo me encargaba de la ambientación, si tenía que ser un bar, una oficina… y luego también había que darle un carácter dinámico a la narración.

                     Es una novela gráfica que refleja también muy bien cómo es el amor y las relaciones en los tiempos actuales, lo que inevitablemente nos lleva a encontrar mucha presencia de Internet y las redes sociales

                     Sí, es lo que parece que hoy en día la gente más utiliza para ligar, y no van tan relacionado con la edad como con los tiempos en los que vivimos. La gente soltera o sin pareja acaba recurriendo a Internet porque es fácil y te permite acceder y conocer a más personas. Yo no tengo esa experiencia porque tengo pareja, pero si un día me toca, pues ya veré lo que hago y si tendría que recurrir a ellas… (risas)

                   Parece que últimamente estamos asistiendo a una eclosión en el mundo del cómic de obras que abordan el tema de las relaciones y un buen número de esas obras son creadas por mujeres ¿qué te parece este fenómeno?

                  Yo no soy consciente de que se esté dando ese caso, pero sí estoy viendo que se está generando un movimiento en el que está habiendo un mayor interés por el cómic hecho por mujeres, en un territorio que hasta hace poco podía estar más acotado al plano masculino, pero tampoco me he puesto a investigar sobre si había muchas obras sobre sexo hecho por otras autoras. Yo en ese plano me voy siempre a clásicos como Milo Manara u obras antiguas que conocía de mucho antes.

                 El estilo es muy claro a lo largo de toda la obra y has utilizado un contrapunto al blanco y negro con unos tonos en rojo muy fuertes

                 La idea inicial era que tuviera un lenguaje muy fresco y dinámico por la temática pero que fuera con un estilo para adultos. En inicio se pensó en hacerlo en blanco y negro pero yo propuse un bitono, porque era algo que creía que le iba a dar mucha fuerza, y hablando de erotismo pensé que el rojo era un color muy apropiado.

                Tras esta experiencia ¿quedan ganas de repetir?

                 Sí, ¿porque no? Si la cosa funciona podríamos hacer una segunda parte, de hecho el final es un poco abierto, para que sugiera muchas cosas, aunque el esfuerzo ha sido tremendo. Yo no había hecho nunca un cómic de 120 páginas, que me han exigido mucha documentación y mucha ambientación. Ha sido un reto que he aceptado con mucho gusto, pero que me hizo sufrir mucho. Si me lo hubieran propuesto dos días después de terminarlo habría dicho que no, pero ahora haría otro cómic encantada.

OLIVIA Y EL SEXO

Secciones
#OrainKultura#OrainKulturayOcio

Relacionado con