Interceptado un vehículo con una madre de copiloto que llevaba a un niño de un año en brazos sin sujección

Los hechos ocurrieron en la tarde de ayer y la Policía Municipal de Pamplona advierte de los serios riesgos que comportan este tipo de actuaciones

La Policía Municipal de Pamplona interceptó el lunes por la tarde a un vehículo en el que viajaba de copiloto una madre con un niño de un año en sus brazos y sin ningún tipo de sujeción.

Ante esta situación, que conlleva sanción, la Policía Municipal ha advertido del “grado de irresponsabilidad de algunos padres” y ha señalado que “con esas condiciones, cualquier maniobra brusca podría haber causado graves lesiones en el menor”.

Según ha añadido la Policía Municipal, “esta situación no debería darse, pero no por la sanción que conlleva, sino por la necesaria protección del menor”.

Secciones
#OrainSucesos

Relacionado con