El juez concluye la instrucción contra el Prenda y ‘La Manada’ por el caso de la violación en Sanfermines

Decreta la apertura del juicio oral y emplaza al Fiscal para que en cinco días presente su acusación contra el grupo de supuestos violadores
lamanada

La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra ha confirmado la conclusión de la instrucción de la supuesta violación grupal de los Sanfermines de 2016, ha decretado la apertura de juicio oral y ha emplazado al Ministerio Fiscal para que presente en cinco días su escrito de acusación.

Así mismo, el Tribunal ha desestimado la petición de archivo de las actuaciones que habían solicitado las defensas de los cinco procesados: José Manuel Prenda Martínez, Ángel Boza Florido, Antonio Manuel Guerrero Escudero, Jesús Escudero Domínguez,  y Alfonso Jesús Cabezuelo Entrena.

La Audiencia señala que la existencia de indicios racionales de criminalidad fue considerada en el auto de procesamiento de 8 de agosto de 2016 por el juez instructor y confirmada por la propia Audiencia el 16 de noviembre de 2016. “La valoración acerca de la existencia de indicios racionales de criminalidad no puede entenderse desvirtuada por razón de los motivos que aducen los recurrentes. Y tampoco consta la práctica de diligencias de averiguación que contradigan la eficiencia de dichos indicios”, añade.

Desestimado el sobreseimiento

La Audiencia recuerda, además, como en otro auto expone que “las partes no han interesado la práctica de nuevas diligencias a practicar por el juez instructor y de las actuaciones sumariales se desprende que los hechos investigados revisten caracteres de delito, existiendo base suficiente para su persecución, por lo que procede confirmar el auto del juez de instrucción” por el que concluye el sumario.

Por ello, desestima las peticiones de sobreseimiento y archivo formuladas por las representaciones procesales de los procesados y decreta la apertura de juicio oral.

[Para leer más noticias sobre la violación múltiple de Sanfermines]

La defensa de tres de ellos consideraba en su petición que “no existe el ilícito penal probado en el presente sumario”, la representación del cuarto estimaba que “no existe en el presente procedimiento prueba de cargo alguna que permita mantener la acusación”, mientras que la defensa del último procesado consideraba que “no existe en el presente procedimiento prueba de cargo suficiente que desvirtúe la presunción de inocencia”.

Secciones
#OrainPortada#OrainSucesos

Relacionado con