La ‘dejadez’ de UPN ha hecho perder a Navarra unos 225 millones de euros por el impuesto de hidrocarburos

El Gobierno de la derecha no utilizó una herramienta disponible desde 2013 y que hubiera supuesto un balance positivo para la Comunidad en vez de negativo
Gasolinera

La firma del Convenio Económico entre Navarra y el Estado ha dejado a la luz un hecho insólito y desconocido para la ciudadanía navarra: la existencia de un impuesto de Hidrocarburos que hasta 2015 costó a Navarra una media de 25 millones de euros y que en 2016 en cambio supuso 58 millones de ingresos y en 2017 va a suponer 69. Son millones de euros que según salgan a cobrar o a pagar se suman o se restan a la cantidad anual de convenio que paga Navarra al Estado. En 2017, por ejemplo, esos 69 millones van a servir para pagar 440 millones en lugar de 509.

El motivo de que este impuesto salga ahora favorable a Navarra cuando hasta 2016 salía desfavorable no es otro que la aplicación por parte de Hacienda Navarra de una herramienta que permite tener una trazabilidad exacta sobre cuánta gasolina compran las gasolineras navarras en el exterior y viceversa.

Si las gasolineras navarras compran para abastecerse más gasolina fuera que la gasolina que se compra en Navarra desde fuera es el Estado el que debe compensar a Navarra. Y al revés. Lo vergonzoso del caso es que esta herramienta que permite saber con total exactitud qué se compra aquí y fuera en esta materia esté disponible desde 2013 pero el Gobierno de UPN no la aplicó en pagos del Convenio en 2013, 2014 y 2015.

Quizá por estar enfrascado en el tema IVA de Volkswagen o simplemente por pura desidia, los gestores de UPN no pelearon este campo del convenio y siguieron dejando que un cálculo aproximado fuese el que determinase si Navarra pagaba o cobraba. El resultado fue que en 2013 Navarra pagó 24, 26 en 2014 y otros 26 en 2015, mientras que cobró 58 en 2016 y 69 en 2017, ya con la herramienta en funcionamiento. La lógica indica, entonces, que también en 2013, 2014 y 2015 se hubiesen ingresado cifras similares caso de haberse aplicado la herramienta ahora aplicada ya que Navarra es importadora de gasolina y no exportadora y el problema es que no se pueden reclamar ahora más allá del año 2016 ya que no tiene caracter retroactivo.

Por tanto, en lugar de pagar 76 millones en ese trienio, se hubiesen ingresado aproximadamente 150. Una diferencia de 225 millones evaporada por la inacción del Gobierno de UPN 2011-2015.

Secciones
#OrainAutogobierno#OrainEconomía#OrainPolítica#OrainPortada

Relacionado con