La derecha se queda sola en su intento de declarar ‘persona non grata’ a Arantxa Tapia

Hasta el PSN se ha posicionado en contra de la última ocurrencia del Partido Popular en Navarra
La consejera de Desarrollo Económico y Competitvidad del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia.
La consejera de Desarrollo Económico y Competitvidad del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia.

La Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra ha rechazado este lunes sendas declaraciones institucionales presentadas por UPN y PPN para mostrarse en contra de las declaraciones de la consejera vasca de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, quien la semana pasada incluyó a Pamplona entre las “capitales vascas” en un acto sobre el tren de alta velocidad.

En concreto, UPN proponía rechazar estas declaraciones “por ser un ataque a Navarra como comunidad política diferenciada” y considerándolas “todo un alegato nacionalista”. El PPN planteaba con su texto declarar a Arantxa Tapia ‘persona non grata’ en Navarra. El cuatripartito (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra) ha votado en contra de las dos declaraciones, por lo que no ha prosperado. El PSN ha votado en contra de declarar a la consejera vasca ‘persona non grata’.

Además, la Mesa del Parlamento foral tampoco ha admitido una solicitud de comparecencia presentada por el PPN para que la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, compareciera en la Cámara para posicionarse sobre este asunto, aunque sí ha sido tramitada una pregunta registrada por UPN para que Barkos hable sobre este tema en el pleno del Parlamento.

El portavoz de UPN en el Legislativo foral, Javier Esparza, ha criticado, en declaraciones a los medios, que “hemos visto a un Gobierno de Navarra sumiso al Gobierno vasco, a una presidenta de Navarra sumisa al lehendakari Urkullu y a la presidenta Barkos actuando de delegada del Gobierno vasco en Navarra; coinciden en sus objetivos políticos, en sus fines y cuando Urkullu ordena, Barkos acata”.

Ha rechazado que no se haya tramitado la comparecencia de Barkos para hablar de este asunto. “Esta vez la presidenta ha dicho que no porque habrá recibido una llamada del señor Urkullu diciendo que ni se le ocurra ir al Parlamento a cuestionar lo más mínimo a la consejera vasca”, ha afirmado.

Esparza ha dicho que el cuatripartito ha votado en contra de la declaración de UPN, con lo cual, ha añadido, “lo que están diciendo que quieren un lehendakari para el País Vasco y Navarra y un Parlamento en Vitoria, no quieren instituciones propias, no quieren un régimen foral”. “La declaración debía haber sido aprobada, pero se anteponen las obsesiones nacionalistas al sentido común”, ha censurado.

Por su parte, Koldo Martínez, de Geroa Bai, ha indicado que “ya dije que aquel acto sobre el TAV era un acto de propaganda política y salí de ahí convencido, un acto en el que la consejera Tapia también hizo propaganda de su ideología y de su forma de ver el tren”, “algo normal dentro del juego democrático”. “Ha dolido a los dirigentes de la oposición que Tapia hablara de las 4 capitales vascas”, ha comentado, para mencionar conceptos de Pamplona como Aldapa, Azpilagaña, Ermitagaña, Larrabide o Mendebaldea, “conceptos en euskera, luego algo de capital vasca Pamplona tiene”. “Que no cuenten con nosotros para romper la convivencia pacífica que se da en Pamplona, en Navarra”, ha dicho.

Sobre la no admisión de la comparecencia de Barkos, Martínez ha dicho que el reglamento del Parlamento dice que los miembros del Gobierno podrán ser llamados para hablar de actividades de su competencia. “Y esta comparecencia de la presidenta no tiene justificación”, ha dicho, para añadir que “no era un acto competencia del Gobierno de Navarra”. “Hemos quedado en solicitar de los servicios jurídicos un estudio de si está justificada esta comparecencia o no”.

Sobre la petición de declarar ‘persona non grata’ a la consejera, Martínez ha planteado si también se quiere pedir lo mismo para “las personas que en 1903 sufragaron con una colecta popular el Monumento a los Fueros, con una placa en euskera que dice ‘nosotros, los vascos de hoy, nos hemos reunido…'”.

El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha manifestado que “yo no estoy de acuerdo con que las declaraciones de la señora Tapia supongan un ataque a la identidad de Navarra”.

Mikel Buil, de Podemos, ha señalado, sobre las palabras de la consejera vasca que “este tren no tiene nacionalidad, solo la nacionalidad de la cofradía del hormigón”. Y ha criticado el modelo de tren de alta velocidad, para abogar por “trabajar sobre el trazado actual, transformarlo en vía polivalente, incorporar el tercer raíl cuando haga falta; hay que generar un modelo de desarrollo diferente”.

La socialista María Chivite ha defendido con “contundencia” que “se respete la realidad institucional de nuestra Comunidad” y ha manifestado que Pamplona “no es la cuarta capital vasca” y “creemos que la consejera Tapia “debe disculparse”.

Ha indicado que han votado en contra de nombrar a Tapia ‘persona non grata’ porque “una cosa es ser contundente y otra cosa es hacer aspavientos, que es lo que hace el PP”. “Podemos estar en desacuerdo con declaraciones de portavoces de otros Gobiernos, como cuando el señor Montoro ha decidido declararnos inconstitucionales unas cuantas leyes”, ha indicado.

Chivite sí que ha considerado “oportuno” que la presidenta Uxue Barkos dé su opinión en este asunto.

Desde el PPN, Javier García ha criticado una “intolerable muestra de censura por el cuatripartito” al “no haber aceptado la solicitud del PP para que la presidenta dé explicaciones de la valoración de una consejera vasca con respecto a la identidad”. “El cuatripartito dice que no tiene competencias para dar explicaciones al respecto, lo que es inadmisible, resulta bochornoso el rodillo del cuatripartito en el Parlamento”, ha dicho, para considerar éstas “actitudes más propias de una dictadura que de una democracia”.

A su juicio, “el Gobierno y el cuatripartito tratan de silenciar a los partidos en la oposición no dando trámite a esta iniciativa”. “Me gustaría saber qué esconden; estamos ante otro boicot a la labor parlamentaria”, ha apuntado, para comentar que “quizás sea que la presidenta y el cuatripartito comparten las declaraciones de Tapia y no quieren exponerlo en este Parlamento”. “Las declaraciones de Tapia no representan a la realidad social de esta Comunidad”, ha dicho, para defender que “Navarra es una Comunidad foral y española”.

Finalmente, el parlamentario de I-E José Miguel Nuin ha señalado que I-E “vota en contra de estas declaraciones porque el Parlamento como institución no debe entrar a valorar las declaraciones de los responsables políticos”. “Una cosa es que los responsables políticos nos critiquemos y otra que el Parlamento como institución entre en esto”, ha expuesto.

Además, ha indicado que “nos parece una tomadura de pelo que UPN, PP y PNV estén haciendo manitas en la Delegación con el tema del TAV y al día siguiente se escenifique la bronca”. “Se llevan muy bien, apoyan el tren de la ruina y se hicieron la foto”, ha comentado, para aclarar que I-E “no comparte las declaraciones de Tapia porque ese tren no sirve para construir nada, es el tren de la deconstrucción de la sostenibilidad económica, medioambiental… nos va a endeudar”.

Secciones
#OrainPolítica#OrainPortada

Relacionado con