La economía navarra crece a un ritmo del 3,2%, por encima de la media estatal

El PIB de Navarra ha registrado un crecimiento del 3,2 por ciento en el tercer trimestre de 2017 respecto al mismo periodo del año anterior, una décima menos que...

El PIB de Navarra ha registrado un crecimiento del 3,2 por ciento en el tercer trimestre de 2017 respecto al mismo periodo del año anterior, una décima menos que la tasa del segundo trimestre del año, y por encima de la media estatal, que crece al 3,1%, a pesar de salir de índices más elevados en el caso de la Comunidad foral.

Respecto al trimestre anterior la variación del PIB navarro es del 0,6%, inferior al 0,9% estimado el periodo precedente, según la contabilidad trimestral de la Comunidad foral realizada por el Instituto de Estadística de Navarra (NaStat).

A nivel estatal, en España se ha registrado una tasa interanual del 3,1%. La variación intertrimestral en España se cifra en 0,8%, tras el 0,9% estimado el periodo anterior.

Desde la óptica de la oferta, el crecimiento interanual del PIB del tercer trimestre de 2017 deriva de la evolución de los servicios que acentúan el ritmo de avance al 4,4%. Las ramas industriales desaceleran el ritmo de crecimiento al 1,5% y la construcción asciende el 1,2%.

Desde la óptica de la demanda, el PIB basa su crecimiento en el dinamismo de la demanda interna. Así, la demanda interna continúa liderando el crecimiento y aporta al agregado 2,7 puntos porcentuales. Se mantiene el gasto en consumo final que cifra el crecimiento en el 3,5% debido al avance estimado en el consumo final de los hogares (3,6%), mostrando el gasto en consumo final de las Administraciones Públicas señales de ligera desaceleración (3,1%). Por su parte, la formación bruta de capital incrementa el 0,4%.

La demanda externa modera su contribución al agregado en 0,6 puntos porcentuales, debido al descenso tanto de las exportaciones como de las importaciones.

El empleo registra un crecimiento del 2,7%, dos décimas más que el trimestre anterior, que unido al avance del PIB hace que la variación de la productividad del factor trabajo desacelere al 0,5%.

La remuneración por asalariado se mantiene en el 1,0%, mientras que el coste laboral unitario con un 0,5%, registra una tasa tres décimas por debajo del deflactor implícito del PIB.

Secciones
#OrainEconomía#OrainPortada

Relacionado con