La furgo; retrato de una Barcelona no tan idílica (Un artículo de Jon Spinaro)

Firma: Jon Spinaro El dibujante Martín Tognola junto con el guionista Ramón Pardina debutan exitosamente en el mundo de la novela gráfica con un trabajo publicado por La Cúpula...
La Furgo

Firma: Jon Spinaro

El dibujante Martín Tognola junto con el guionista Ramón Pardina debutan exitosamente en el mundo de la novela gráfica con un trabajo publicado por La Cúpula lleno de emotividad y con sabor agridulce que ahonda en la situación de precariedad a la que la crisis ha avocado a un amplio sector de la población en el Estado. La Furgo nos cuenta cómo es el día a día de Oso, nombre por el que todo el mundo conoce al protagonista de esta historia, un hombre que se ve abocado a vivir, o a sobrevivir en una furgoneta que se convierte en su hogar cuando es desahuciado por el banco.

Es una crónica de subsistencia, un relato la lucha día a día cuando lo has perdido todo y  sólo te queda una vieja furgoneta Nissan como única posesión. Oso se ve obligado a  hacer lo que buenamente puede, como realizar chapuzas a los que podríamos definir como amigos del barrio, si es que uno puede tener un lugar fijo cuando lleva una vida de nómada sobre cuatro ruedas, o a organizar visitas piratas guiadas para turistas a bordo de su vehículo.

La Furgo

Además tiene otro asunto que le mantiene ocupado y le obliga a seguir luchando para salir adelante: su hija Violeta, que vive con su madre pero con la que se desvive en esos momentos que pasa con ella y a la que le irá maquillando su verdadera realidad a fin de no empañar la felicidad de su infancia. Lo que sea con tal de que la pequeña no padezca sus penurias.

La obra es un relato real y humano, muy cercano, que nos muestra con toques de humor y momentos de tristeza la vida cotidiana de una persona a la que la vida no le está tratando nada bien, sin trabajo, divorciado y sin hogar, pero que lucha por lograr una vida mejor para él y para su hija, recurriendo en numerosas ocasiones a la fantasía.

En toda esta odisea destaca también el papel que juegan los protagonistas secundarios, toda esa grupo de amigos y gente cercana que teje una red de solidaridad creando un canto a la amistad y transmitiendo en todo momento, sin caer en tópicos de positivismo o autoayuda, el mensaje de puede haber un lugar para la esperanza.

Mención especial merece el dibujo del argentino Martín Tognola, quien con sus lápices y sus grises contrastados con un potente naranja, describe magníficamente a los personajes y un entorno formado tanto por la Barcelona turística, en esas rutas organizadas que realiza, como la no tan idílica de los que día a día luchan por salir adelante tras ser los grandes damnificados de la crisis.

 

Secciones
#OrainKulturaOtros

Relacionado con