La imagen del fotógrafo sirio que se derrumba arrodillado tras una masacre y que está conmocionando al mundo

Intento ayudar a los niños víctimas del ataque dejando su cámara a un lado pero la situación acabó por superarle
Abd Alkader Habak trata de poner a salvo a un niño instantes después de la explosión con su cámara todavía en la mano. Foto: Twitter
Abd Alkader Habak trata de poner a salvo a un niño instantes después de la explosión con su cámara todavía en la mano. Foto: Twitter

Un hombre con pelo largo y barba llora, cámara en mano, en un escenario de fuego y terror. Es Alepo (Siria), tras un atentado con coche bomba contra un convoy de evacuados civiles. Han muerto 126 personas, entre ellos 68 niños. Sucedió el sábado, 15 de abril. El fotógrafo sirio Abd Alkader Habak, testigo de la masacre, no dudó en dejar su cámara para intentar salvar a las víctimas. Tras la heroica acción, rompió a llorar.

Siria

 

La imagen, compartida por la activista Ala’a Shehabi en Twitter, muestra la devastación en la que está sumida el país de Oriente Próximo. La fotografía se ha convertido en símbolo de la tragedia y ha sido compartida por millones de usuarios de todo el planeta, junto con otras instantáneas previas que muestran cómo el fotógrafo salvó a varios niños antes de caer desolado.

El propio Habak ha explicado después que lo que él y sus colegas hicieron el sábado “es lo que inspira nuestra humanidad a los socios de quienes mataron a los niños de Khan Sheikhan“.

Tuit siria

Secciones
#OrainInternacional

Relacionado con