La Manduca de Azagra, premio Francisco de Javier 2016

La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, entregó este lunes 16 de enero el premio Francisco de Javier 2016 al restaurador Juan Miguel Sola, propietario del restaurante “La Manduca de...
Vista del restaurante La Manduca de Azagra, en Madrid.
Vista del restaurante La Manduca de Azagra, en Madrid.

La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, entregó este lunes 16 de enero el premio Francisco de Javier 2016 al restaurador Juan Miguel Sola, propietario del restaurante “La Manduca de Azagra” por la proyección que hace de la Comunidad foral a través del arte culinario.

El acto se celebró en el Museo Lázaro Galdiano después de que el Gobierno de Navarra acordara el pasado 30 de noviembre concederle a Sola este galardón que tiene como fin “reconocer a las personas, instituciones y entidades que, con la actividad que desarrollan fuera de la Comunidad, proyectan una imagen positiva de Navarra”.

Tras entregar el galardón, Barkos, felicitó al restaurador navarro y manifestó el agradecimiento de su Gobierno al restaurante por haberse convertido “en una de las grandes referencias de la gastronomía navarra y en un lugar de culto”. También habló de “La Manduca de Azagra” como el “mejor escaparate” de la Comunidad foral y de su fundador y propietario como “el gran mesonero de Madrid”.

Por su parte, Sola, que declaró al comienzo de su intervención que “el esfuerzo y el trabajo” le han guiado hasta el premio, agradeció públicamente el reconocimiento y expresó que sus dos poderes son su familia y sus amigos.

También quiso reivindicar el importante papel que tiene en su restaurante (y en la gastronomía en general) otra gente que “en esta profesión está olvidada” como camareros, agricultores, personal de limpieza y todos los que colaboran en el proceso culinario.

“Si algo tenemos que preservar, como diría Serrat, es la gastronomía porque es la única cosa que podemos hacer dos veces al día y con gana”, concluyó Sola, quien proviene de una familia de agricultores y empezó su carrera como propietario de la antigua “Manduca”, local que abrió en su localidad natal en una vieja bodega familiar.

“La Manduca de Azagra”, en cuya carta destacan productos procedentes de Navarra como las verduras y las hortalizas, abrió sus puertas en 2003 en la calle Sagasta en Madrid y obtuvo en 2015 el Premio Gastronómico que concede la Academia Navarra de Gastronomía.

Secciones
#OrainGastronomía

Relacionado con