La recaudación aumenta un 12,8% en el primer semestre de 2017

El consejero de Hacienda, Mikel Aranburu, asegura que los datos avalan el éxito de la reforma fiscal y que con ellos se permite elevar el techo de gasto en todos los departamentos
Mikel Aranburu, Consejero de Hacienda del Gobierno de Navarra | Foto: Parlamento de Navarra
Mikel Aranburu, Consejero de Hacienda del Gobierno de Navarra | Foto: Parlamento de Navarra

La recaudación líquida tributaria del primer semestre de 2017 ha crecido un 9,03% en Navarra con respecto al mismo periodo del año anterior y un 12,8% si se tiene en cuenta la variación interanual acumulada a 2015, según los datos dados a conocer por el consejero de Hacienda y Política Financiera del Gobierno foral, Mikel Aranburu.

El consejero, que ha ofrecido una rueda de prensa para hacer balance del ecuador de la legislatura, ha afirmado que las cifras de recaudación “avalan el éxito de la reforma fiscal de este Gobierno y también dan muestra de la buena marcha de la economía”. En su opinión, “una reforma fiscal progresiva y responsable es lo que ha permitido elevar el techo de gasto de todos los departamentos para acometer las mejoras en la calidad de los servicios”.

El consejero ha explicado que, si bien los datos de recaudación “se suavizarán de cara al cierre del año”, estas cifras acumuladas al mes de junio “permiten establecer una comparación homogénea de los tres últimos ejercicios”.

En este sentido, ha detallado que “se aprecia el aumento de la variación interanual acumulada respecto a 2015 tanto en los impuestos directos (17,99%) como en los indirectos (9,78%)”. Según ha indicado, destaca especialmente el incremento del IRPF (10,31% sobre el acumulado a junio del año anterior y 13,55% con respecto al de 2015). También es “favorable” ese mismo incremento en torno al IVA, de un 8,43% y un 15,65%, respectivamente.

En cuanto al Impuesto sobre Sociedades, Hacienda destaca que el mes de junio no es representativo ya que su declaración se presenta en el mes de agosto (de ahí que las cifras en este periodo se sitúen aún en negativo). Y de la misma manera, los importes de Patrimonio no se reflejan todavía en la tabla de recaudación, aunque en este caso sí se conocen las cifras por los datos obtenidos al cierre de la campaña (46,2 millones en el año 2015; 31,7 en 2016 y 39,8 millones en 2017).

Mikel Aranburu ha destacado que una política de gasto social “no está reñida con la sostenibilidad financiera si se gestionan los recursos eficazmente”. En ese sentido, “además del citado incremento del gasto, una buena gestión ha permitido que Navarra cumpla los objetivos de estabilidad presupuestaria, tanto en su calificación crediticia, como en el plazo de pago a sus proveedores”.

La directora general de Presupuesto, Begoña Urrutia, ha señalado que en el ámbito presupuestario “el balance es muy satisfactorio pues Navarra presenta una economía saneada, donde además de haberse aprobado dos presupuestos ampliando el techo de gasto, se han cumplido en 2016 los objetivos de déficit, deuda y regla de gasto”.

Asimismo, se posiciona como la comunidad “más solvente” obteniendo, junto con la Comunidad Autónoma Vasca, la calificación crediticia A (el máximo nivel posible al estar dos escalones por encima del Estado). Así lo califica Standard & Poor’s, que además, en 2017, ha mejorado la perspectiva de Navarra de “estable” a “positiva”. Y por otra parte, se consolida como la región que antes paga a sus proveedores reduciendo incluso el plazo, que es tres veces inferior a la media del Estado.

De esta forma, en marzo de 2016 Navarra financió deuda en condiciones históricas y logró un ahorro de 20 millones en diez años al colocar 494 millones a un tipo de 1,59%. Y por otro, en junio de 2017 se convirtió en la primera comunidad que logra financiar la deuda por debajo del Tesoro, lo que en palabras de Begoña Urrutia es “un síntoma de la fortaleza financiera en la que se encuentra”.

Además, “una adecuada gestión presupuestaria ha hecho posible afrontar importantes cargas de años anteriores sin que ello haya desequilibrado las cuentas de los ejercicios de 2016 y 2017”. De esta manera, en 2016 se hizo frente al pago de 17,5 millones correspondientes a la devolución de la paga extra retirada en 2012 (16,2 millones) y a las sentencias que obligaban a abonar las vacaciones no pagadas a los docentes (1,3 millones).

En 2017, ese pago va a ascender a 96,7 millones: 29,6 correspondientes al resto de devolución de la paga extra de 2012; 7,6 millones, al resto de vacaciones no pagadas a docentes con carácter retroactivo; 51 millones, a las sentencias de la Ciudad del Transporte; y 8,5 millones, para las ayudas familiares no abonadas a personal temporal con carácter retroactivo.

Secciones
#OrainEconomía#OrainPolítica#OrainPortada

Relacionado con