La Universidad de Navarra niega haber recibido presiones para despedir al geólogo Antonio Aretxabala

La Universidad de Navarra ha querido salir al paso de la polémica generada por el “despido” del geólogo Antonio Aretxabala, que la consejera Beaumont relacionó con el estudio de...
Vista aérea del Edificio Central de la Universidad de Navarra | Foto: Turismodepamplona
Vista aérea del Edificio Central de la Universidad de Navarra | Foto: Turismodepamplona

La Universidad de Navarra ha querido salir al paso de la polémica generada por el “despido” del geólogo Antonio Aretxabala, que la consejera Beaumont relacionó con el estudio de agosto de 2015 sobre la presa de Yesa. Ha sido Miguel Ángel Alonso del Val, director de la Escuela de Arquitectura de la institución docente, el que ha firmado una carta publicada en Diario de Navarra este pasado miércoles.

En el escrito, asegura en nombre de la Universidad de Navarra que la desvinculación, que tuvo lugar en octubre de 2016, se debe a causas “de índole económica y organizativa, como sabe el interesado, especialmente después de la conversación que yo mismo mantuve con él, en presencia de otra persona”. El nombre de esa otra persona no se menciona en ningún momento.

Esta versión es contraria a la apuntada por el propio Aretxabala en entrevista exclusiva con Navarra Orain, y que puede verse íntegramente aquí.

Encargos posteriores a su desvinculación
Además, a “título ilustrativo” sobre la presencia mediática del profesor ahora despedido, recuerda Alonso del Val que Antonio Aretxabala “ha realizado numerosas intervenciones en medios de comunicación sobre los temas profesionales en los que es experto, igual que hacen habitualmente muchos profesores”. Afirma que “el Departamento de Comunicación de la Universidad ha canalizado hacia el señor Aretxabala las peticiones de periodistas que requerían de su especialidad”. Bien es cierto que muchos periodistas han contactado en numerosas ocasiones con Antonio Aretxabala de manera directa, a través de su teléfono personal, y sin pasar por el departamento de Comunicación. Es esta una práctica habitual cuando se busca a un experto en concreto, y no un experto de una materia, como viene a apuntar el escrito del director de la Escuela de Arquitectura.

Por otro lado, el director de la Escuela de Arquitectura, en la que desarrollaba su labor Aretxabala, afirma que “desde el Laboratorio de Edificación” se le habrían pasado “después de su desvinculación encargos profesionales”.  Todo lo anterior concluye con la siguiente frase: “En resumen, la universidad no ha recibido ni ejercido presiones sobre el contenido del informe acerca de Yesa elaborado por el señor Aretxabala”, y un corolario en el que Alonso del Val asegura que la institución “respeta sus opiniones, como respeta las de cualquier profesor en su materia”.

Secciones
#OrainSociedad

Relacionado con