Los concejales de UPN se prohíben a sí mismos ir a misa con traje de gala

El pasado lunes, 26 de junio, la Comisión de Presidencia del Ayuntamiento de Pamplona aprobó una declaración de UPN que instaba a los miembros de la corporación a no utilizar...
La imagen de San Fermín, en la procesión | Foto: YouTube
La imagen de San Fermín, en la procesión | Foto: YouTube

El pasado lunes, 26 de junio, la Comisión de Presidencia del Ayuntamiento de Pamplona aprobó una declaración de UPN que instaba a los miembros de la corporación a no utilizar el traje de gala en cualquier actividad no recogida como institucional. Esa declaración impediría, curiosamente, a los concejales asistir con ese traje de gala a la misa del 7 de julio, algo que el año pasado sí hicieron los propios concejales de UPN. Y es que la misa no forma parte oficialmente de la procesión y, por lo tanto, no se contempla como una “actividad institucional”.

La declaración que propusieron los regionalistas tenía como objetivo fundamental, en un principio, evitar que los miembros de la corporación almorzasen con el traje de gala. Esto se debe a que, el año pasado, algunos concejales y el propio alcalde, Joseba Asiron, almorzaron en los tres cuartos de hora que duró el oficio religioso en San Lorenzo el día 7 de julio; y lo hicieron con el traje de gala que llevaban para la procesión.

Almorzar con traje de gala, una “falta de respeto”

La idea de UPN parecía pretender que esa “falta de respeto” no se repitiera, arguyendo que el protocolo municipal  no lo consideraría apropiado; pero tratarían de forzar que esos concejales asistieran a la misa. La declaración proponía “instar a los miembros de la corporación que participen en Cuerpo de Ciudad en los actos institucionales de San Fermín, incluido el alcalde, a cumplir fielmente el reglamento de Protocolo de Pamplona y a abstenerse de utilizar el traje de gala en cualquier actividad no recogida como institucional”.

Lo que ocurre es que la eucaristía no está incluida entre los actos oficiales del Ayuntamiento durante las fiestas. Una circunstancia que fue esgrimida por Edurne Egino (IE), que decidió votar a favor de la propuesta regionalista precisamente por entender que si los concejales no pueden ir de gala al almuerzo, tampoco podrán acudir vestidos así a la eucaristía. La moción salió adelante sumando también por sorpresa, los votos de Aranzadi, representados en la comisión por Laura Berro.

Así, ni los concejales que vayan a almorzar podrán hacerlo con el traje de gala… ni podrán lucirlo los que asistan a la eucaristía. Pero todos tendrán que llevarlo en la procesión, en medio de la cual se incluye el tiempo que el año pasado se dedicó o a la misa o a almorzar. Todo un sinsentido.

Secciones
#OrainPamplona#OrainPortada#OrainSociedadSan Fermín 2017

Relacionado con