Los juristas del Parlamento dejan en manos de la Mesa el cambio de nombre de Podemos pero ‘apuntan’ a su no aceptación

Los letrados alertan de la posibilidad de que estén tratando de crear una nueva formación
Podemos-Parlamento

Los servicios jurídicos del Parlamento de Navarra dejan en manos de la Mesa, el máximo órgano de gobierno de la Cámara, la decisión de autorizar o no el cambio de nombre que proponen los transfugas de Podemos (Carlos Couso, Laura Pérez, Fanny Carrillo y Rubén Velasco) para renombrar el grupo parlamentario como Orain Bai-Ahora Sí, a pesar de que fueron elegidos por 46.207 navarros y navarras bajo la lista de Podemos.

Los letrados distinguen dos planos. Por un lado, consideran que hay precedentes suficientes que autorizan al portavoz parlamentario para ordenar sólo con su firma un cambio de denominación del grupo, por lo que el escrito tramitado por Carlos Couso (portavoz desde que el sector de Laura Pérez es mayoría de 4 sobre 3 en el grupo parlamentario) el jueves pasado sería suficiente y la Mesa, con arreglo a la independencia de funcionamiento de los grupos, simplemente tendría que darse por enterada de la modificación, aunque también mencionan un caso que se ajusta mejor a la realidad actual.

Fue el caso de cuatro parlamentarios que fueron elegidos en 1983 bajo las listas de Alianza Popular-Partido Demócrata Popular-Unión Liberal quienes, en 1985, protagonizaron un caso de transfugismo en su grupo, encabezados por Jose Luis Monje y Pedro Pejenaute, para acabar presentándose a las elecciones siguientes bajo la denominación de Partido Moderado-Centristas de Navarra, obteniendo unos escasos resultados y desapareciendo de la escena política navarra. En aquella ocasión, a pesar de ser mayoría, ya que uno de los parlamentarios había pasado al grupo Mixto, se les denegó la posibilidad de cambiar el nombre del grupo con el que habían sido elegidos.

Pero a su vez -y teniendo en cuenta que el mismo lunes los tres parlamentarios de Podemos, Tere Sáez, Mikel Buil y Ainhoa Aznárez, elevaron una queja sobre la intención de los críticos de cambiar el nombre-, los juristas consideran que tiene que ser la Mesa quien interprete si ese trámite puede sobrepasar el mero cambio de denominación para crear de facto un partido nuevo, lo que además de estar prohibido por el reglamento de la Cámara podría “afectar al buen funcionamiento parlamentario”. En este caso, la Mesa tendría facultades para vetar la iniciativa de los miembros de Orain Bai.

Parece evidente, con todos los datos actuales encima de la mesa, que esa es la diáfana intención de los tránsfugas, que pocas semanas después de que Laura Pérez perdiera la secretaria general de la formación morada a manos del actual secretario general, Eduardo Santos, iniciaron los movimientos para crear lo que en principio era una corriente interna, Ahora Navarra-Orain Mugituz, que ha desembocado en el actual Orain Bai (Ahora Si) con proyección de crear una nueva formación política.

 En el informe de los letrados del Parlamento, en sus consideraciones jurídicas, apuntan que “en esta ocasión, concurren una serie de circunstancias que la Mesa habrá de valorar para determinar si el cambio de denominación implica, desde un punto de vista político, la creación de un nuevo Grupo Parlamentario en la Cámara cuya aparición resulta prohibida por el Reglamento del Parlamento de Navarra”, a la vez que citan como notorias la expulsión de Laura Pérez Ruano de la formación morada y la baja voluntaria de Rubén Velasco para concluir que están “proponiendo un nombre que pierde toda identificación con el partido político con el que concurrieron a las elecciones”.

En este sentido, Navarra Orain ha tenido acceso a el acta de una de las reuniones efectuadas por los impulsores de esta nueva iniciativa política, en donde se deja meridianamente clara su intención de constituir una nueva formación para concurrir a las próximas elecciones.

En ella, Laura Berro, concejala de Aranzadi, explica a los presentes la propuesta de realizar un informe sociológico “para llegar a otros públicos objetivos con nuestra propuesta de la candidatura 2019. Es una herramienta para ser más eficientes con el mensaje electoralista (sic)”. Se refiere a las elecciones municipales, ya que en la reunión también están presentes otro concejal de la formación, Armando Cuenca, y Jöel Dozzi, responsable del Servicio de Energía Verde en la capital navarra, según ha podido saber Navarra Orain.

En un momento dado, Laura Berro plantea hablar con Laura Pérez Ruano, de “Navarra Ahora” (sic), para compartir el estudio sociológico con fines electorales y, de esta manera, abaratar costes. Tras varias discusiones sobre el montante económico disponible para la elaboración de ese informe, uno de los presentes afirma que “el grupo de Couso tiene 440.000 euros para gastar este año (sic)”, en una clara referencia al control económico que los tránsfugas de la formación morada tienen sobre el Grupo Parlamentario.

La reunión concluye con el acuerdo de hablar con “Navarra Ahora” y volver con una propuesta más elaborada en el mes de junio.

 En cualquier caso, la decisión final la tendrán los miembros de la Mesa del Parlamento este lunes.

Secciones
#OrainPolítica#OrainPortada

Relacionado con