Maya habla del “desprestigio” de los Sanfermines y asegura que funciona solo lo que Asirón no ha cambiado

En su balance de las fiestas, el líder del grupo regionalista en el Ayuntamiento de Pamplona afirma que Pamplona le viene "muy grande" a Bildu
UPN | Enrique Maya

Enrique Maya, líder de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona, ha realizado un balance “positivo en líneas generales” de los Sanfermines que acaban de finalizar. Resultado que, asegura, tiene poco que ver con el equipo de gobierno porque, ha dicho, las fiestas “están muy por encima de su gestión y de sus obsesiones”. De hecho, ha asegurado, “todo ha funcionado bien, salvo lo que Bildu se ha empeñado en cambiar”.

A juicio de Maya, los Sanfermines 2017 “han vuelto a demostrar que la gestión de Pamplona y de sus fiestas le vienen muy grande a Bildu y a Joseba Asiron“. En este sentido ha lamentado que “los conciertos de la Plaza de los Fueros se hayan reducido a la mitad” y ha calificado de “sonoro fracaso” que el espacio sin alcohol hay reunido en cuatro días 13.400 jóvenes. “Poco público y mucho botellón” ha dicho.

Ikurriña impuesta

El portavoz regionalista ha recordado la que ha considerado “imposición tramposa” de la ikurriña el 6 de julio en el balcón del Ayuntamiento “15 minutos antes del chupinazo para regatear conscientemente a los tribunales, después de haber tratado de ocultar su decisión las semanas previas”, ha señalado.

En su balance, Maya no ha dudado en vincular la trifulca de Alsasua con el aniversario del asesinato de José Javier Múgica.

“Casi a la misma hora que Asirón se manifestaba por quienes agredieron a unos guardias civiles y a sus parejas en Alsasua, los miembros de UPN recordábamos en Leiza a José Javier Múgica, asesinado por ETA hace 16 años y un día”, y ha lamentado que “el propio alcalde” estuviera presente en la concentración contra la petición de 350 años de cárcel para los acusados por una pelea con guardias civiles en un bar.

El desprestigio de los Sanfermines

El líder regionalista ha acusado igualmente al Ayuntamiento del “desprestigio” de los Sanfermines. Desprestigio que veladamente ha vinculado con la campaña contra las agresiones sexistas. “Han decidido centrar el discurso institucional en lo negativo, en lugar de poner en valor todo lo positivo que vivimos los pamploneses durante estos días”, ha recalcado.

“Lamentablemente Bildu lleva dos años tratando de desmontar pieza a pieza los andamios que sostienen la cultura popular de nuestra ciudad e intentando descafeinar nuestras tradiciones”. En este sentido, ha considerado que a Asiron le obsesiona la celebración de “unos Sanfermines sin San Fermín” y ha acusado al alcalde de “boicotear de forma premeditada la ofrenda floral del día del niño, al instalar una diminuta carpa en la que ni siquiera entraba el Santo”.

En este sentido ha reprochado que el alcalde de Pamplona “fue incapaz de gritar ‘viva San Fermín’ como es tradicional durante el Pobre de mí, y cambio la frase para lanzar un viva los Sanfermines”.

 

Secciones
#OrainPolítica#OrainPortada

Relacionado con