Muere Ion Arretxe, escritor y cineasta que fue detenido y torturado junto a Mikel Zabalza

Ion Arretxe contó en Intxaurrondo: la sombra del nogal los dos días que pasó en el cuartel de Intxaurrondo, siendo torturado. Había llegado allí tras ser detenido en la...
Ion Arretxe | Foto: Twitter / Academia de Cine
Ion Arretxe | Foto: Twitter / Academia de Cine

Ion Arretxe contó en Intxaurrondo: la sombra del nogal los dos días que pasó en el cuartel de Intxaurrondo, siendo torturado. Había llegado allí tras ser detenido en la madrugada el 26 de noviembre de 1985 en Altza. Fue capturado en la misma operación policial que Idoia Aierbe, Manuel Bizkai y todo un símbolo de las torturas: Mikel Zabalza. Este último corrió peor suerte que Arretxe, que vivió para poder escribir un libro.

libronogal

El libro de Ion Arretxe, “Intxaurrondo: la sombra del nogal” | Foto: Twitter

Aquellos días fueron “los peores” de su vida, según contó cuando se conmemoraban los 30 años de la muerte de Zabalza. Arretxe tenía 21 años cuando pasó por aquella experiencia que le enseñó, de muy cerca, el rostro de la muerte. La Guardia Civil acusaba a Arretxe, Mikel Zabalza, Aierbe (novia de Mikel) y Bizkai (primo de Zabalza) de pertenecer al mismo comando de ETA, al que hacía responsable de los asesinatos de dos militares y un agente de la Benemérita en las inmediaciones del puerto de Pasaia. “A mí cuando me detienen y me sacan de casa, lo primero que hacen es llevarme al monte, interrogarme en un río, creo que con una necesidad urgente de sacar información. Ahí me preguntan por el comando, por dónde están las armas…”, contaba, al recordar aquello.

La tortura, “práctica habitual” en Euskal Herria
Ion Arretxe siempre denunció, allá donde se lo permitieron, que “la tortura en Euskal Herria ha sido una práctica habitual, sobre todo en la lucha contra ETA, creo que con tres objetivos. El primero es sacar información. El segundo objetivo es el de humillarte, destrozarte como persona. Y luego tiene otro objetivo de escarmiento hacia la sociedad, de que más gente a tu alrededor vea lo que te puede pasar si estás metido en ciertas luchas o en ciertos grupos o si militas en la izquierda abertzale”. Es lo que decía en una entrevista en Diagonal.

Ion Arretxe, nacido en Errenteria en 1964, había sido diagnosticado de un cáncer de pulmón hace varias semanas. A sus 52 años, falleció ayer a consecuencia de un problema respiratorio.

Su vida profesional ha estado dedicada al arte en diversas expresiones: director artístico y actor de cine, escritor, guionista de tiras cómicas como los Grouñidos en el desierto que aparecían publicadas en la revista El Jueves… Participó en Éxtasis o Todo es mentira, como ayer mismo recordaba en su Twitter la Academia de Cine española.

Sus escritos tenían una honda preocupación social: además de la denuncia de las torturas, realizada en el mencionado Intxaurrondo: la sombra del nogal, también ha retratado también la vida de los sin papeles, dentro del mundo cotidiano, para “darles visibilidad”. Lo hizo por ejemplo en su último libro, Sator lokatzak.

Recientemente, saltó al primer plano de la actualidad y de casi todas las redes sociales por mostrar su su indignación con el estreno de El padre de Caín, la miniserie de Tele5 sobre un guardia civil destinado en Intxaurrondo en 1980. La serie era la adaptación de una novela de una novela de Rafael Vera, exsecretario de Estado de seguridad en el Gobierno de Felipe González, condenado por pertenecer a los GAL y malversar fondos públicos. “Me pareció un esperpento, una tomadura de pelo a todos los demócratas”, aseguró entonces Arretxe.

Secciones
#OrainSociedad

Relacionado con