Navarra registra 10.000 pacientes menos en lista de espera para la primera consulta que hace dos años

En el ecuador de la legislatura, Salud ha logrado colocar los datos de espera quirúrgica en los parámetros de 2010
El Consejero de Salud, Fernando Domínguez | Foto: YouTube
El Consejero de Salud, Fernando Domínguez | Foto: YouTube

El consejero de Salud del Gobierno foral, Fernando Domínguez, ha asegurado que Navarra registra “los mejores datos de lista de espera quirúrgica desde 2010” y ha destacado que ha disminuido en casi 10.000 el número de pacientes que esperan una primera consulta.

Así lo ha manifestado el consejero en una rueda de prensa que ha ofrecido este lunes para hacer balance de los dos primeros años de legislatura, sobre los que ha destacado que su departamento ha apostado por el empleo público con 528 nuevas plazas “después de varios años sin convocarse OPE”.

Asimismo, ha asegurado que “se han empezado a reducir las desigualdades en salud” con varias medidas como las ayudas al copago farmacéutico, reversión al sistema público de “servicios prioritarios” como las cocinas del Complejo Hospitalario de Navarra, y la priorización de la prevención.

En el balance, el consejero ha estado acompañado por Luis Gabilondo, director general de Salud, y por María José Pérez, directora gerente del Instituto de Salud Pública y Laboral. “Estamos en la senda correcta y se han empezado a revertir los problemas estructurales existentes, pero estamos en el ecuador de la legislatura y no nos podemos conformar con lo logrado y debemos marcarnos retos mucho más ambiciosos”, ha indicado Domínguez.

Según ha dicho, “tenemos que poner en marcha las medidas necesarias para iniciar la imprescindible transformación del sistema para que esté en condiciones de afrontar con éxito las amenazas y los retos a los que se enfrentan todos los sistemas sanitarios públicos para continuar garantizando su calidad y sostenibilidad”.

El consejero ha abogado por apostar por la innovación y por culminar la elaboración de la nueva ley de Salud, que “marcará la senda del desarrollo del futuro del sistema sanitario público” y “queremos hacerlo desde el consenso”. Por ello, ha dicho, “pedimos el compromiso de todos los grupos parlamentarios y de los agentes implicados”.

El departamento se marca varios retos prioritarios para los próximos años: “Continuar priorizando la reducción de listas de espera, de manera especial, en pruebas complementarias, cumpliendo los objetivos y compromisos definidos al comienzo de la legislatura”; aprobar definitivamente y poner en marcha la nueva Estrategia de Atención Primaria, para lo cual se asignará una dotación presupuestaria adecuada; o implementar el nuevo modelo de transporte sanitario, comarcalizar las urgencias rurales y la atención sociosanitaria.

También se busca profundizar en la prevención, en actuaciones interdepartamentales en las que se viene trabajando, entre las que destacan la Estrategia de Envejecimiento Activo y Saludable y el Plan de Atención Integral a la Infancia; extender la Estrategia de Crónicos a otros perfiles de pacientes (niños, enfermedades raras y otras patologías); y convocar nuevas Ofertas Públicas de Empleo y seguir avanzando hacia un empleo de calidad.

El consejero ha señalado, en la rueda de prensa, que “el primer año de legislatura el departamento centró sus esfuerzos en intentar revertir los recortes presupuestarios de la última legislatura y en solucionar los graves problemas estructurales, entre los que destacaban las amenazas a las garantías del derecho universal a la atención sanitaria, el enorme crecimiento experimentado por las listas de espera en la pasada legislatura, y la creciente desmotivación de los y las profesionales”.

Ha indicado, además, que se dotó de los recursos necesarios para realizar el despliegue efectivo de las Estrategias del Plan de Salud y del Programa de Crónicos que “en 2015 solo se había implantado con carácter piloto”. Además en ese periodo se elaboró un Plan Estratégico que marcaría las directrices para toda la Legislatura y que pivota en dos ejes: “promover la salud de la comunidad y reducir las desigualdades en salud, y garantizar un sistema sanitario sostenible y de calidad que de respuesta a las necesidades de la población”. En este sentido, el consejero ha destacado “que el Plan Estratégico se está cumpliendo y se está avanzando en ambos dos ejes, lo que nos hace estar razonablemente satisfechos”.

En el segundo año, según Domínguez, se ha apostado por “una concepción más social de la salud, centrada en reducir las desigualdades en Salud, y por el desarrollo de nuevos derechos y prestaciones con una nueva política de salud sexual y reproductiva que garantiza la interrupción voluntaria del embarazo en la red pública, entre otras prestaciones, o las nuevas ayudas al copago farmacéutico, dirigidas a un total de 242.000 potenciales beneficiarios”.

Un segundo año, ha continuado, en el que también se “ha recuperado el esfuerzo inversor en infraestructuras, equipamiento y tecnologías, con un incremento del 121% con respecto al presupuesto inicial de 2015”. También se ha realizado una “apuesta decidida” por los servicios públicos, “internalizando o revertiendo a lo público servicios prioritarios por razones de garantía o control de calidad, de eficiencia o de equidad”. De igual modo, se ha seguido priorizando la salud pública con diversas acciones como la extensión del programa de cáncer de colon a cerca de 65.000 nuevas personas y la prevención de accidentes laborales.

El consejero de Salud ha subrayado que “estas actuaciones han sido posibles gracias al esfuerzo inversor del Ejecutivo foral, que este año ha destinado 1.047 millones de euros al Departamento, superándose por primera vez los 1.000 millones de presupuesto inicial”. Esta cantidad supone un incremento de 109 millones con respecto a 2015.

Durante estos dos años, han expuesto en la rueda de prensa, se han logrado “avances destacados” en la reducción de listas de espera. En primeras consultas hay 9.875 personas menos en espera que hace dos años (-21%). Los tiempos de espera también se han reducido en 13 días. “Este significativo descenso se debe, en parte, al incremento de actividad de primeras consultas”, han expuesto. En 2016 se realizaron 21.303 primeras consultas más que en 2014.

Con respecto a las intervenciones quirúrgicas, la lista de espera ha descendido a 7.422 personas, “siendo la cifra más baja desde 2010”. Se ha reducido en 1.257 personas con respecto a junio de 2015 (-15%). De igual forma, los tiempos de espera para una intervención se han reducido en 15 días.

Según el Gobierno, al igual que en primeras consultas, el incremento de actividad quirúrgica ha sido determinante al haberse realizado 3.038 intervenciones más en 2016 con respecto a 2014.

En relación al número de personas que superan la Ley de Garantías de Espera Quirúrgica, “la evolución ha sido también positiva, registrándose un descenso del 48% con respecto a hace dos años”. Finalmente en pruebas complementarias también estos dos últimos años se ha registrado un descenso global de 2.623 personas (-15 %) a pesar del incremento producido en colonoscopias debido, en buena parte, a la extensión del Programa de Detección Precoz de Cáncer Colorrectal, han comentado.

Gabilondo ha explicado, preguntado por las peonadas, que “en 2016 se invirtieron 137.200 euros, lo que contrasta con los 4 millones de promedio anual que se invertían en 2005-2010”. “Hemos utilizado las peonados como último recurso”, ha señalado, para añadir que el gasto en conciertos se ha reducido un 8 por ciento.

Secciones
#OrainPortada#OrainSalud

Relacionado con